Comunidad LGBTTTI en la cultura cinematográfica

Ciudad de México  

Filmes con esta temática aparecieron desde inicios del siglo XX

 

La cultura Lésbica, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Transgénero e Intersexual (mejor conocida por sus siglasLGBTTTI) siempre ha sido parte de la sociedad, sin embargo, recientemente ha saltado a primera plana, como parte de la vida cotidiana y de la industria cinematográfica.

Dos décadas después de la creación del cine, se estrenó Vignarne (1913), una película muda y sueca que contaba la historia de untriángulo amoroso entre unamujer heterosexual, un hombre homosexual y un joven bisexual. Aunque sentó precedente como el primer largometraje LGBTTTI de la historia, futuras representaciones de la diversidad sexualen el cine tendrían claros tonos de burla y no aceptación.

"El cine de Hollywood fue el que más tiempo tardó en tratar la cultura LGBTTTI seriamente",comenta Amérika Moreschi, guionista y productora cinematográfica. "Mientras que Europa trató con seriedad la diversidad de género a partir de 1960 y 1970, losfilmes americanos mantuvieronel irrespeto hacia los valores y la identidad de esta comunidad, hasta ladécada de los 80", agregó la cineasta.

Tras un periodo deevolución y aceptación que duró aproximadamente 10 años, el cine americano comenzó a producir películas comerciales donde la trama y los personajes principales giraban en torno a la diversidad de género, como fue el caso de Philadelphia(1993), Happy (1997) y Boys don't cry(1999). Con el inicio del nuevo siglo, el cine de hollywoodense también empezó a producir comedias, hilos secundarios y elementos de fondo, que daban a la comunidad LGBTTTI sulugar en la cotidianidad.

A pesar de este nuevo impacto, el cine comercialha recibido críticas encontradas por su representación de la cultura LGBTTTI. "Stonewall(2015), de Roland Emmerich, por ejemplo, fue muy mal recibida por la crítica", comenta Moreschi, "pues pretendía representar los Disturbios de Stonewell de 1969.Grupos de gente de color, mujeres transexuales,drag queens y lesbianas feministas, no fueron justamente representados en la cinta, mientras que otros simplemente no figuran en la misma",remarcó la cineasta.

La historia de lacultura LGBTTTI en el cine se continúa escribiendo, y aún existe camino que recorrer para alcanzar pleno respeto hacia la diversidad de géneroy verdadera comprensión de los problemas, sentimientos y pensamientos de esta comunidad, que son los mismos de cualquier otra. El cine, como lo ha hecho hasta ahora, será testigo de esta trayectoria.

 

LGBTTTICine Amérika Moreschi

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes