¿Cómo pasar del papel a la pantalla sin morir en el intento?

Ciudad de México  

Características de una adaptación cinematográfica exitosa

 

La naranja mecánica (1971), El Padrino (1972-1974), El club de la pelea (1999); todas comparten dos características: están consideradas como grandes exponentes del cine, y sonadaptaciones de obras literarias.

Actualmente, muchas películasutilizan lastramas e ideas de las obras literarias. Las razones varían: satisfacer la necesidad de nuevas producciones, obtener parte de las ganancias de una historia exitosa, búsqueda de prestigio cultural o artístico.

Independientemente de la explicación,una adaptación cinematográfica no es tareasencilla. Si bien hay altasrecompensas cuando se triunfa, como sucedió con Harry Potter (2001-2011), el esfuerzo también puede resultar en un fracaso crítico de las dimensiones de Dorian Gray (2009). Muchas veces esta diferencia recae en un simple pero importante detalle: la extensión.

"El cine es, por naturaleza,corto y conciso; mientras que la literatura alimenta la historia con descripciones y escenas extensas", comenta Amérika Moreschi, productora y guionista cinematográfica. "Por eltiempo limitadodel cine, siempre se tendrán que eliminar sub-tramas, personajes y escenas. La clave está en diferenciar los elementos que dan sentido a la historia original, y aquellos de los que se puede prescindir".

Lamúsica también es unaherramienta importante de las adaptaciones cinematográficas. Las novelas y los cuentos no pueden transmitir musicalidad, mientras que el aspecto sonoroes clave para elcine. Con esta herramienta las películas pueden transmitir sentimientos o emociones rápidamente, aún si en ocasiones el resultado no es el que se esperaba.

Aún si un guionista consigue capturar fielmente el sentido de una obra literaria, y la reduce a sus componentes mínimoscon ayuda de una selección cuidadosa de elementos fundamentales y construcción sonora, existe una última consideración que puede definir el éxito o fracaso de la adaptación.

"Una películadebe tener un final concreto, independientemente de la naturaleza del material original", apuntaMoreschi, "Mientras que la literatura puede presentar al lector con un final ambiguo, son pocas las películas que pueden hacer esto. El cine debe resolver, cuando menos, losconflictosque presenta al principio de la trama; y esta regla se extiende a las adaptaciones cinematográficas".

Adaptar una obrade la literatura al cine estodo menos una técnica probada. Independientemente si el guionista es el autor del material original, unfanáticoo uncompleto desconocido, no hay forma de asegurar el triunfo de una adaptación cinematográfica. La mejor recomendación es seguir tratando hasta que el guión no sólo pueda transmitir una sensación similar al original, sino que pueda mantenerse por sí mismocomo una obra artística con buenos estándares cinematográficos.

 

ACTUALIZACIÓN(del )

 

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad