México: líder en acopio y reciclaje PET
My Press

Jueves, 26 de abril de 2018

México: líder en acopio y reciclaje PET

  El país es un ejemplo de conciencia planetaria y ambiental

Publicado en: Ciudad de México, el por

El mundo industrializado trae consigo una cantidad considerable de desechos, mismos que tienen una segunda oportunidad de reintegrarse al ciclo económico si se les da el tratamiento adecuado. Productos que son considerados como "basura" en casa, para otros pueden significar materia prima en la elaboración de nuevos productos como envases, recipientes, contenedores.

Aproximadamente, se calcula que en México se producen casi 100 mil 800 toneladas de basura al día. En el transcurso de un año, este volumen de desechos se incrementa a más de 37 millones de toneladas; de acuerdo a los datos presentados por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

En promedio, estos datos significan que cada persona que habita en la República Mexicana produce entre un kilo y y kilo y medio de residuos diariamente; lo que genera grandes niveles de contaminación.

Según la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de Residuos, los desechos inorgánicos se clasifican de la siguiente manera: sólidos urbanos, de manejo especial y peligrosos. Precisamente en la primera categoría se concentran envases, envolturas, empaques y sellos de plástico.

El reto a seguir es la invitación para separar la basura en casa u oficina, y así darle la mano al medio ambiente

Por su parte, los de manejo especial son los generados por procesos productivos de grandes dimensiones (más de 10 toneladas al año); mientras que los peligrosos poseen características corrosivas, reactivas, explosivas, inflamables, tóxicas, o biológico-infecciosas.

Aunque el correcto tratamiento de todos estos productos es un reto a completar, cualquier individuo puede prestar su ayuda al medio ambiente y comenzar a separar la basura en casa u oficina. Los sólidos urbanos, los que más generamos en el día a día, incluyen dos tipos de plástico que son particularmente dañinos para la naturaleza, y que deben separarse debidamente:

PET (Tereftalato de polietileno): se usa para envasar refrescos, aguas purificadas, aguas minerales, alimentos, aderezos, aceite comestible, productos de limpieza, aseo personal y medicinas.

PEAD (Polietileno de alta densidad): empleado en los envases de bebidas, como leche, jugos, cloro y suavizantes

Con nuevas legislaciones y la ayuda de la ciudadanía, México impulsa una cultura ecológica con el acopio y reciclaje de envases y empaques, para continuar como el ejemplo de una nación con conciencia planetaria y ambiental.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Delfines al rescate de la vaquita marina

Pontevedra: la ciudad donde no circulan autos

Movilidad sustentable en CDMX

Soluciones inteligentes para el medio ambiente

¿Te gustó el contenido?