Dragonfly, empleados de Google recaudan fondos para huelga
My Press

Lunes, 17 de diciembre de 2018

Dragonfly, empleados de Google recaudan fondos para huelga

  Empleados de Google comprometidos por posible huelga contra Dragonfly recaudan 200 mil dólares

Publicado en: Ciudad de México, el por

Crédito: My Press
Crédito: My Press
Crédito: My Press

Cansados de ser ignorados por Google en referencia a las preocupaciones por el desarrollo del buscador Dragonfly, un empleado destacado de la compañía dijo que los trabajadores habían prometido un fondo para huelga de más de 100 mil dólares, y ella respondió con su intención de igualar dicha cantidad si era reunida, después de las controversiales noticias de Google sobre sus planes expansivos en China.

Liz Fong-Jones, es ella, trabajadora y defensora de empleados, en este caso de los empleados de Google, luego que The Intercept publicara un nuevo informe de los objetivos del gigante tecnológico y su buscador censurado en China, se comprometió contra la causa Dragonfly, así lo manifestó en un mensaje de su cuenta de Twitter.

Ryan Gallagher publicó el nuevo informe el 29 de noviembre de 2018 en el portal de The Intercept, revista electrónica financiada por el fundador de eBay, donde se informa que Google ha decidido excluir a los equipos de seguridad y privacidad en el desarrollo del Project Dragonfly. La nueva historia fue relatada por Yonatan Zunger para la revista electrónica, Zunger fue ingeniero líder de la compañía durante 14 años e integraba el reducido grupo de trabajo en torno a Dragonfly.

De acuerdo con el informe, Scott Beaumont, jefe de operaciones de Google en China y uno de los ideólogos de Dragonfly, no dio importancia a las preocupaciones manifestadas por Zunger y el proyecto, con el tiempo, Beaumont y otros ejecutivos decidieron excluir a los miembros de equipo de seguridad y privacidad, ¿qué importancia tiene ello? Sin los mencionados equipos de trabajo significaba que no habría revisiones detalladas en materia de privacidad, es decir, no se debía analizar las especificaciones de abusos contra los derechos humanos.

Como consecuencia del creciente desacuerdo con el proyecto Dragonfly, Zunger renunció a su cargo en Google el año pasado. Él es uno de las cuatro personas de la compañía que relataron los hechos a The Intercept, los otros tres aún son empleados y se preservan sus identidades en el anonimato por no estar autorizados a hablar a los medios. Las fuentes dijeron, solo un poco más de cien personas, de los 88 mil empleados, recibieron algún tipo de información del plan de censura.

"Ellos [líderes de Google] estaban decididos a evitar que las filtraciones sobre Dragonfly se propagaran a través de la compañía, dijo uno de los empleados anónimos de Google

Google logró mantener en secreto la operación código Dragonfly por más de 18 meses hasta que The Intercept destapó la historia en agosto de 2018. Catorce grupos líderes en derechos humanos, entre ellos Amnistía Internacional y Human Rights Watch, condenaron enérgicamente la creación del motor de búsqueda con fines de censura a la población china.

Procedimiento protocolar de calidad de cualquier producto o servicio, en etapa de desarrollo en Google, debe atravesar y superar una inspección y revisión de los equipos de trabajo: legal, privacidad y seguridad, con el objeto de identificar problemas o potenciales problemas antes de su lanzamiento al mercado. Dragonfly no siguió el protocolo establecido, los ejecutivos parecían decididos a pasar por alto los estándares de calidad en referencia a la privacidad.

Sundar Pichai, CEO de Google, manifestó su apoyo decidido al proyecto Dragonfly, en octubre 2018 lo defendió públicamente y se refirió a él como un "experimento" y no tenía la certeza si la compañía lo lanzaría o no. Frente a sus dichos todo el personal involucrado a Dragonfly se sintió confundido, ¿por qué todos estarían confundidos? Porque a todos se les había informado que el motor de búsqueda debía estar listo para su lanzamiento entre enero y abril de 2019, incluso antes.

Barrera que obstaculizó el lanzamiento de Dragonfly, en este 2018, según les manifestaron a los empleados directos del proyecto, ha sido el creciente desarrollo de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, las discrepancias comerciales entre los dos países habían frenado las negociaciones con funcionarios del gobierno de Pekín, la aprobación de ellos permitiría a Google activar y desplegar el motor de búsqueda censurado en el país asiático.

Empleados de Google, con el paso de los días, están más comprometidos en manifestar sus preocupaciones por el buscador Dragonfly, para ello han creado un fondo de huelga y se esperan nuevos conflictos entre las partes.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Compras a través de dispositivos de voz, el rumbo del eCommerce

Concesionarias de lujo apuestan por la oferta eléctrica en 2019

LG presentará los nuevos ordenadores portátiles gram en CES 2019

Inteligencia Artificial en la industria creativa

Google Privacidad Tecnología

¿Te gustó el contenido?