Smartphones podrían causar depresión en adolescentes
My Press

Lunes, 24 de septiembre de 2018

Smartphones podrían causar depresión en adolescentes

  Generación Z es más propensa que millennials

Publicado en: Ciudad de México, el por

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 800 mil personas se suicidan cada año, la segunda causa principal de muerte en el grupo de las personas de 15 a 29 años. Durante los últimos años, cada vez se presentan más casos de jóvenes quienes se quitan la vida sin importar su situación económica, cultura, etnia o religión. Según Jean Twenge, profesor de Psicología de la Universidad Estatal de San Diego, entre el 2010 y 2015 el número de adolescentes estadounidenses con síntomas de depresión era del 33%.

Un estudio elaborado por el Clinical Psychological Science encontró cómo el aumento de depresión, intentos de quitarse la vida y suicidio se presentaba más en adolescentes que en cualquier otro sector social. También conocidos como la iGen, quienes nacieron después de 1995 son más propensos a presentar problemas mentales comparado con sus antecesores, los millennials, de acuerdo con los resultados de la investigación.

Pero, ¿por qué sucede esto? De acuerdo con datos del Pew Research Center, la compra de teléfonos superó el umbral del 50% a finales del 2012, lo cual coincidió con el aumento de la depresión y el suicidio en los adolescentes. Asimismo, se estima cómo, para el 2015, el 73% de los jóvenes contaban con un smartphone; lo cual muchos expertos lo relacionaron con problemas de salud mental, a pesar de ser dos datos diferentes.

Un estudio demuestra una posible relación entre la depresión en adolescentes y el aumento en el uso de celulares inteligentes

"Descubrimos que los adolescentes quienes pasaron cinco o más horas al día en línea, tenían 71% más probabilidades (de suicidio) comparados con los cuales pasaron solo una hora. En general, los factores de riesgo aumentaron significativamente después de 120 minutos o más en línea cada jornada", asegura Twenge. De igual forma, el académico señala cómo, inclusive si el tiempo en línea no dañara directamente la salud mental de los jóvenes, sí podría afectarlo de manera indirecta.

Sin duda, actualmente los adolescentes interactúan menos con sus amigos cara a cara y ésta es una de las fuentes de la felicidad humana más importante. Si no se tiene, los cambios de ánimo se presentan; lo cual puede llevar al desánimo clínico. Según los resultados, los adolescentes quienes pasaron más tiempo en línea y menos con amigos en persona, tenían más probabilidades de estar deprimidos. Aunado a esto, también se encontró que los jóvenes duermen menos, lo cual puede ser provocado por pasar más tiempo con smartphones y ser otro factor de riesgo para este mal.

"Algunos adolescentes vulnerables que de otra manera no tendrían problemas de salud mental, podrían haber caído en la depresión debido a demasiado tiempo frente a la pantalla del teléfono, poca interacción social frente a frente, sueño inadecuado o una combinación de los tres", concluye el experto.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Investigadores descubren posible influencia de microbiota en obesidad

La potencial toxicidad de los tuppers de plástico con BPA

Beneficios del aguacate para pacientes diabéticos

Enfermedades a causa del reflujo gastroesofágico

Smartphone Salud

¿Te gustó el contenido?