México apuesta por uso de energía eólica

Ciudad de México  

La apertura de las nuevas plantas eólicas tendrán como sede varios estados de la República como Tamaulipas y Yucatán

 

En la actualidad, el territorio mexicano cuenta con 50 plantas generadoras de energía eólica. Para finales de 2019, la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE) asegura un mejor panorama en el uso de energías renovables de viento con la inversión de empresas privadas en diferentes estados de la República para la apertura de 10 nuevas plantas con contrato con la Comisión Federal de Electricidad(CFE).

La apertura de las nuevas plantas eólicas tendrán como sede varios estados de la República como Tamaulipas y Yucatán. En cuanto a la infraestructura necesaria para instalación de las plantas, la industria pretende aumentar la capacidad entre 800 y 1200 megawatts, con un proyección de crecimiento del 27 por ciento para finales de 2019. Otro punto a destacar será la inversión total del sector privado calculada entre 1,500 y 2,000 millones de dólares, la cual no se realizará por completo a lo largo de 2019, sino será repartida y en su monto final alcanzará las cifras mencionadas.

México ya cuenta con historia en uso de energía eólica, al ser uno de los primeros países en Latinoamérica en implementar el uso de energía producida por viento con la construcción del primer parque eólico en La Venta Oaxaca. Hoy, México cuenta con 50 plantas repartidas a lo largo del territorio en Baja California, Sonora, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Zacatecas, Oaxaca, Jalisco, Guanajuato, Puebla, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo.

Las subastas privadas a largo plazo han sido una reciente apertura del sector privado en la apuesta por energías limpias. Con esto, México se unió a países como Argentina, Colombia, Perú, Chile, Brasil y China con modelos de competencia privada para mejorar los costos y competencia en el sector energético. Hoy el futuro de las contratos de entre 15 y 20 años, acordados con empresas privadas para vender energía a la CFE, siguen siendo una interrogante ante la postura del actual gobierno por eliminar la competencia privada en la electricidad del país. Sin embargo, también han asegurado respetar los contratos vigentes. La duda frente a esto es: una vez que termine el periodo de contrato, ¿qué pasará con las plantas nacidas de las subastas?

Un ejemplo de esto es la planta de energía solar, el Guajiro, inaugurada el 16 de junio de 2019 en la comunidad de Nopala de Villagrán en Hidalgo, cuenta con un contrato de 15 años con la CFE. Atlas Renewable Energy con la participación del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) invirtieron en la región 118 millones de dólares en la instalación de los paneles solares con capacidad para abastecer a 120 mil hogares.

Ante la postura del gobierno, Bravos Energía y Aklara plantearon un concurso eléctrico para reemplazar las subastas. Hasta el momento, no hay una confirmación del gobierno mexicano por continuar con las subastas o implementar un modelo de competencias por continuar con la inversión privada en energías renovables.

 

ACTUALIZACIÓN(del )

 

Energía eólicaEnergías RenovablesMéxico

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad