Cómo pedir un préstamo y no endeudarte en el intento
My Press

Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

Cómo pedir un préstamo y no endeudarte en el intento

  No le tengas miedo al crédito

Publicado en: Ciudad de México, el por

De acuerdo al informe "Para qué piden dinero los mexicanos 2017" publicado por Prestadero, compañía de servicios financieros, en México la gran mayoría de las personas y empresas pequeñas solicitan créditos con el fin de pagar deudas adquiridas previamente.

El informe especifica que, en promedio, los mexicanos manejan deudas acumuladas entre 31 mil y 88 mil pesos, repartidas en múltiples instituciones crediticias al mismo tiempo. Si bien el país se convierte rápidamente en la nación latinoamericana con más opciones de financiamiento tecnológico, estos datos parecerían indicar que los préstamos son perjudiciales para individuos y compañías. Sin embargo, la realidad es muy distinta.

Los créditos son como un ahorro inverso: se obtiene dinero para gastar en el presente, a cambio de poder gastar menos en el futuro. Son una excelente herramienta financiera para poder invertir en el desarrollo económico de un individuo o una compañía y asegurar un mejor estado para la posteridad. Sin embargo, muchas veces pedir un préstamo tiene el efecto contrario; y no es culpa del crédito en sí, sino de la manera en la cual se administra.

Aunque son una poderosa herramienta financiera, los préstamos se vuelven perjudiciales cuando no son planificados correctamente

Los préstamos se vuelven contraproducentes cuando se hacen demasiado caros como para poder pagarlos. Esto sucede cuando la persona o la compañía son incapaces de cumplir con las condiciones de crédito establecidas, lo que frecuentemente genera incumplimientos y penalizaciones que incrementan el monto de la deuda. Por lo tanto, la clave está en limitarse a solicitar créditos que no excedan las capacidades de pago.

Las inversiones, los créditos, los préstamos; todos son necesarios para la evolución de la economía; pues incentivan el consumo y el dinamismo económico. El exceso de deuda y la falta de préstamo son igual de dañinos, pues limitan las capacidades financieras de las compañías y los individuos. El uso responsable y consciente es la clave para el éxito comercial.

Entre las cosas que deben tomarse en cuenta al momento de solicitar un crédito, pueden contarse la tasa de interés que se aplicará, el esquema de pagos establecido, el periodo de tiempo disponible para reembolsar la cantidad, y finalmente la capacidad económica en el mediano plazo para evitar incurrir en faltas y castigos que aumenten la deuda.

 

 

NOTICIAS BREVES

Compra tu árbol de Navidad a productores locales

Salario mínimo aumentará 10.4% en 2018

Bitcoin supera valor de 8 mil dólares

México y Canadá se aliarían contra Estados Unidos

¿Te gustó el contenido?