Cuando los deportes se convierten en política
My Press

Viernes, 25 de mayo de 2018

Cuando los deportes se convierten en política

  El caso del jugador del Barcelona, no es el primero en la historia

Publicado en: Ciudad de México, el por

Desde hace algunos años, muchos afirman que los deportes y la política no deben mezclarse, pues comentan son temas distintos y sin relación. No obstante, diversos acontecimientos internacionales han demostrado en varias ocasiones que los deportes se convierten en política al poner al descubierto, la manera en la cual el mundo deportivo se inmiscuye en situaciones políticas y sociales, pues al final del día, estos temas competen a todos.

Recientemente, uno de los futbolistas quien más ha llamado la atención es el catalán Gerard Piqué, criticado por fanáticos de la Selección española ante su postura por el Referéndum realizado en Cataluña el primero de octubre. A través de su cuenta de Twitter, un día antes de las votaciones, Piqué comentó "desde hoy, hasta el domingo, expresémonos pacíficamente. No les demos ninguna excusa. Es lo que quieren. Y cantemos bien alto y fuerte. #Votaremos".

Sin embargo, durante el desarrollo del sufragio, la Policía española junto con la Guardia Civil, tenían instrucciones del gobierno español para evitar la realización de los comicios. Tensión y violencia estuvieron presentes ese domingo, más de 800 personas resultaron heridas y al final del día, Piqué habló frente a las cámaras y denunció la agresión en Barcelona y otras regiones catalanas. En entrevista y entre lagrimas, el futbolista comentó que si él resultaba ser un estorbo para la selección, se haría a un lado.

Los eventos recientes han demostrado que deportes y política no están peleados, pues cada vez hay más quienes alzan la voz

Gerdard Piqué no es el primer deportista en exponer cuando los deportes se convierten en política o en ser reconocido por defender situaciones así. Colin Kaepernick, ex quarter back de los 49ers de San Francisco, se volvió polémico y famoso por protestar en contra de los abusos de la policía en Estados Unidos, contra la comunidad afroamericana, así como la discriminación a la cual se enfrentan miles de personas en ese país. El jugador de la NFL decidió no entonar el himno nacional en varios partidos y se arrodilló como símbolo de protesta.

La defensa de los temas raciales viene desde hace varios años, pues durante los Juegos Olímpicos de 1968 realizados en México, los medallistas estadounidenses hicieron la protesta deportiva más grande de la historia con el Saludo del Poder Negro, el cual consistía en tener el puño alzado con un guante negro. La razón por la cual los atletas decidieron hacer esto fue para solidarizarse con el movimiento de los derechos civiles en Estados Unidos. Tras estos eventos, el Comité Olímpico estadounidense decidió expulsar a los dos competidores por ello.

Si bien varios atletas han expresado la importancia de alzar la voz, otros abogan porque los deportes no se conviertan en política. Tal es el caso del tenista español Rafael Nadal, quien tras los eventos suscitados en Cataluña, señaló que deporte y política deben estar separados, tras el juego entre Barcelona a puerta cerrada, realizado el mismo día del referéndum. El debate aún está presente, pues a pesar de los años, son más quienes deciden expresar su inconformidad en cuanto a temas políticos y sociales.


 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Ernesto Valverde: Espíritu de equipo, pragmatismo y cambio

Trofeo de Rusia 2018 le da la vuelta al mundo

Crisis política no afectará a Rusia 2018: FIFA

Mundial de Rusia 2018: VAR recibe luz verde

¿Te gustó el contenido?