Pemex debe mejorar sus recursos humanos y tecnológicos para alcanzar meta sexenal

Ciudad de México  

Los rendimientos de las refinerías mexicanas están entre 20% y 30% por debajo de los valores de referencia internacionales

 

México cuenta con seis refinerías: Cadereyta (Nuevo León), Ciudad Madero (Tamaulipas), Minatitlán (Veracruz), Salina Cruz (Oaxaca), Salamanca (Guanajuato) y Tula (Hidalgo), cuyas operaciones promedian el 40% de su capacidad total. En vista de las metas sexenales estipuladas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en materia de capacidad de refinación de crudo, Petróleos Mexicanos (Pemex) enfrenta retos aún mayores a los de décadas anteriores. Las refinerías mexicanas de hoy necesitan hacerse de recursos humanos y tecnológicos capaces de lograr los nuevos objetivos energéticos.

Los rendimientos de las refinerías mexicanas están entre 20% y 30% por debajo de los valores de referencia internacionales, como resultado directo de la baja eficiencia operativa de los procesos de refinación, aunque los paros no programados influyen todavía más en los bajos rendimientos. Si se desea lograr la meta de disminuir la dependencia de las importaciones de gasolinas y a la vez repercutir en la alta volatilidad de los precios en el mercado nacional, advierten expertos, primero será necesario aumentar los desempeños operativos de los procesos industriales del sistema nacional de refinerías en Pemex.

Ahora bien, en las refinerías, más allá de las tecnologías empleadas, la confiabilidad de las operaciones depende directa o indirectamente de los operadores hasta en un 70%; entonces, señalan especialistas en refinación de hidrocarburos, lo principal es garantizar que los recursos humanos sean formados con el propósito de desarrollar competencias y habilidades que les permitan saber cómo actuar en diferentes condiciones, no solo en escenarios normales sino además de mantenimiento, durante paros no programados y en emergencias. Al personal de Pemex, el convertirse en experto le toma entre 9 y 12 años.

En México, existen más de veinte instituciones de educación superior públicas o privadas donde se ofrecen estudios en ingeniería petroquímica, como: Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto Politécnico Nacional, Universidad Veracruzana, Instituto de Ciencias y Estudios Superiores de Tamaulipas, Universidad Politécnica, Universidad Autónoma del Carmen, del Golfo de México, Universidad Autónoma de Nuevo León, Universidad del Istmo y Universidad Autónoma de Coahuila. Sin embargo, de acuerdo con el maestro en dirección y gestión de proyectos de ingeniería de Pemex, Hugo Antonio Ortiz Bautista, la formación de las nuevas generaciones de empleados de Petróleos Mexicanos puede y debe mejorarse.

Serios accidentes, numerosos paros no programados, amén de daños infraestructurales en los bienes tecnológicos de las refinerías mexicanas han sido, según señala Ortiz Bautista, ocasionados por operaciones inconstantes e ineficientes, las cuales impiden haya continuidad en los procesos productivos; tales dificultades operacionales pueden ser atribuidas a las brechas de conocimientos especializados, experiencias y habilidades operativas existentes entre los recursos humanos de la empresa productiva estatal. El subgerente de Transformación Industrial en Pemex plantea la posibilidad de desarrollar competencias y habilidades del personal mediante simuladores de entrenamiento de operación.

Ya sea que se construya la refinería de Dos Bocas proyectada por la presente administración federal, se establezcan varias plantas pequeñas (cada una con capacidad de entre cincuenta mil y ciento cincuenta mil barriles diarios) o se opte por reconfigurar las seis refinerías mexicanas en operación (de forma que se aumenten sus capacidades de producción hasta alcanzar los ochenta o noventa puntos porcentuales), la adecuada formación de los operadores será clave. A principios de 2019, Pemex reportó un nivel de importación del 75% de los combustibles consumidos en México; 61% de los 900 mil barriles diarios importados fueron gasolinas.

Pemex debe mejorar sus recursos humanos y tecnológicos para alcanzar la meta sexenal de la administración 2018-2024. En este sentido, la organización podría aprender de mejores prácticas internacionales de refinerías de alto desempeño que han comprobado el éxito de incorporar simuladores de entrenamiento para operación de plantas virtuales de proceso, por ejemplo: disminución de la curva de aprendizaje de conocimientos especializados, incluidos los emanados de los últimos desarrollos tecnológicos en procesos de refinación de hidrocarburos.

 

ACTUALIZACIÓN(del )

 

PemexTecnologíaRecursos Humanos

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad