Emprendimiento social busca impacto positivo en el panorama empresarial mexicano

Ciudad de México  

Pixabay

Cada vez son más los emprendedores que buscan resolver problemáticas en materia de salud, movilidad, medio ambiente, inclusión laboral

 

Debido a las crisis globales que acaecen a la sociedad, la forma de hacer negocios ha cambiado paulatinamente. Ahora las empresas ponen mayor peso al emprendimiento social, es decir, basan su modelo de negocios a partir de dos ejes: obtener utilidades y generar un impacto positivo ante estas problemáticas, mayormente enfocados en los sectores más vulnerables de una economía.

Cada vez son más los emprendedores que buscan resolver problemáticas en materia de salud, movilidad, medio ambiente, inclusión laboral, etc, y México cuenta con fortalezas para empoderar el emprendimiento social tales como el tamaño del territorio, su dominio en determinados sectores, y su diversidad cultural, social y biológica. No obstante, según Martha del Carmen Melesio Rodríguez, fundadora de Revira, en territorio mexicano aún no hay reglas específicas ni apoyos directamente dirigidos, pues no existe todavía un rubro como tal.

En este sentido, Revira es una empresa basada en el emprendimiento social que busca integrar materia prima reciclable en el ciclo completo de la economía circular, enfocándose en el unicel, materia estigmatizada y rodeada de mitos referente a su proceso de reciclaje. De acuerdo con la fundadora, hay mucha desinformación, apatía y desconocimiento dentro del proceso, aún dentro de las filas de la administración actual de México. A pesar del esfuerzo del gobierno mexicano de apoyar el cuidado del medio ambiente al prohibir la comercialización, distribución y entrega de productos de plástico de un solo uso, aún falta reciclar todo aquel que queda en los hogares y el embalaje de productos electrónicos.

NotiPress indagó acerca de la diferencia principal entre el emprendimiento social y la responsabilidad social de las empresas. En este sentido, una empresa SRE es cualquiera que pueda demostrar ante una entidad regulatoria el cumplimiento de actividades de valor social, por ejemplo, ser incluyentes o cero emisiones. Por otro lado, según Melesio, un emprendimiento social surge de la necesidad de solucionar problemas sociales de forma directa, por ejemplo, la inclusión laboral, alguna actividad de procesamiento de basura, o la solución de un problema de alguna zona en específico mediante algún producto. "La diferencia con las asociaciones es que no lo hace por voluntariado ni con base en donaciones, sino que logra mover el ciclo económico para que las actividades realizadas generen un beneficio".

El emprendimiento social en México está tomando un gran auge entre las generaciones jóvenes, estas buscan generar ingresos al mismo tiempo que intentan fundar un impacto positivo para la sociedad y el medio ambiente. Asimismo, es necesario un mayor apoyo gubernamental en función de incluir a la mayor parte de la población mexicana.

 

NegociosMedio ambienteEmpresas

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes

 

Comunicados de empresas

PRNewswire