Humanos vs IA: dilema a futuro en las empresas
My Press

Sábado, 21 de julio de 2018

Humanos vs IA: dilema a futuro en las empresas

  Afectaciones al trabajo y el modelo de negocio dentro de 3-5 años

Publicado en: Ciudad de México, el por

El concepto de la Inteligencia Artificial (IA) no es algo nuevo, pues múltiples compañías a lo largo del mundo han comenzado a aplicar estos sistemas en la estructura de sus negocios, ya sea para cambiar radicalmente su forma de operar o para realizar pequeñas pero significativas mejoras a su rendimiento productivo. Sin embargo, su uso no se encuentra por completo libre de sus dilemas y controversias, las cuales deberán ser resueltas en el transcurso de los próximos años para conseguir una implementación efectiva y contundente.

¿Porqué esta tecnología se ha convertido en un tópico tan popular en los últimos meses? En primera instancia, el mero poder de procesamiento computacional ha alcanzado un punto en donde ya no solo es fácil de adquirir, sino también ha hecho a entender a los tomadores de decisiones su verdadera propuesta de valor: potenciar las habilidades de los seres humanos. "Una de nuestras áreas de oportunidad es tomar a la gente y hacerlas aprender más, lograr más y convertirlas en algo más con estos [sistemas] basados en IA", comenta Rajat Mishra, Vicepresidente de Servicios Internacionales de Estrategia e Innovación en Cisco.

A pesar de estas declaraciones, para muchas empresas es todavía una cuestión sin resolver el decidir en qué parte del espectro humano-máquina ubicarse: ¿Delegar todas las actividades a personas y no confiar en programas de computadora? ¿Sustituir todos los trabajos con robots? Para Chad Steelberg, CEO de Veritone, este dilema ya ha sido resuelto por la evidencia empírica. "No hemos visto a una sola pérdida de contrato como resultado de [la implementación de IA]. Lo que realmente ha pasado es el extremo opuesto: la gente ha comenzado a contratar más talento pues han conseguido mayores niveles de rendimiento [...] en comparación a los experimentados por los no-adoptadores".

Otra gran preocupación en el horizonte de la IA es el desarrollo de superIAs y la llegada del evento conocido como "la singularidad

Existen aún más razones por las cuales no se debería jamás temer un futuro en donde las personas puedan llegar a perder su trabajo a causa de las máquinas inteligentes. De acuerdo con Robert High, Vicepresidente y CTO de IBM Watson, no se ha visto un desplazamiento de trabajos humanos por programas de computadora, sino "una sustitución de tareas. [...] Algunas actividades las cuales solía realizar el operador ahora son hechas por la IA, pero [...] hay un número cada vez superior de misiones, más interesantes y complejas, las cuales se asignan a los individuos. [...] Al final, se deja [al trabajador] más satisfecho sobre el trabajo que hizo a lo largo del día [...] pues no se les dejaron todas estas tareas mundanas y tediosas las cuales no les gusta hacer".

Sin embargo, el proceso de adopción de estos nuevos procesos de computación cognitiva podría no ser inmediato y de hecho es probable que lleve entre 3 y 5 años para ver a los representantes más tradicionales de las diferentes industrias aplicar estos esquemas. "A principios de [la década de] 2020, se comenzarán a ver grandes cambios en los procesos de negocio dentro de áreas como call centers, servicios a cliente, manufactura, logística de operaciones", afirma Ron Bodkin, Director Técnico en IA Aplicada de Google. Esta reestructuración silenciosa de los mayores actores de los principales mercados marcaría un punto de inflexión importante en la forma en la cual se perciben a las compañías y su forma regular de operar.

Estas no son las únicas temáticas de preocupación con respecto al tema. Los cuatro expertos concuerdan en cómo los próximos años lentamente comenzarán a ver temas como la singularidad y la creación de una superIA (un programa computacional cognitivo consciente de sí mismo) volverse temas de conversación recurrentes. Ésto debido a que, si llegara a concretarse este tipo de tecnología, sería un elemento tan disruptivo el cual podría "convertirse en la última invención del ser humano. Y no habrá una segunda oportunidad para hacerlo bien".

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Actualizaciones de la tecnología blockchain

Microsoft implementa mejoras en el Face ID

Ecosistemas forestales, estratégico aliado ante el cambio climático

El aprendizaje de la Inteligencia Artificial

CES 2018 Tecnología

¿Te gustó el contenido?