¿Cómo podría funcionar la robusta red troncal de telecomunicaciones de AMLO?

Ciudad de México  

Autor:

"Sería factible la implementación de redes híbridas: fibra óptica, inalámbrico, satelital", comenta el presidente de Consejo Assetel

 

Según estimaciones del Gobierno de México, en el país 20% de los mexicanos más pobres viven en 80% del territorio nacional con poco o nulo acceso a internet; la administración lopezobradorista habla de alrededor de trescientas mil localidades sin servicio de conectividad de banda ancha; otra cifra manejada por los miembros de la administración federal es la de cincuenta millones de personas sin acceso a la red de redes. El plan de Andrés Manuel López Obrador y su equipo es crear una robusta red troncal de telecomunicaciones de cobertura nacional para contribuir a reducir la brecha digital en México.

En entrevista con My Press, el presidente de Consejo Assetel, Luis Aarón Jiménez Cavazos, habló sobre cómo podría funcionar este proyecto y comenzó por aclarar: "Hay una organización dentro del Gobierno, Telecom México, y ellos tienen la responsabilidad de ejecutar el proyecto de la red troncal, que de alguna forma se planteó en la reforma constitucional de la administración pasada. Esto creó un marco jurídico donde se estipula que debe licitarse la red troncal de la Comisión Federal de Electricidad, deberá usarse la infraestructura de la CFE para beneficio de las telecomunicaciones en México".

¿Quién obtendrá la concesión de la red troncal? y ¿cómo se logrará la meta de llevar conectividad a esos trescientos mil sitios?, son esas las cuestiones más importantes aquí, señala el ingeniero, quien además es presidente del 4.0 Industrial Cluster. La red de CFE tiene más de 33 mil kilómetros, 25 mil de estos son utilizables con estos fines de la red de transporte. "Telecomm busca a un solo proveedor para que sea el responsable de administrar, gestionar y operar la red troncal de fibra; ese operador o socio será responsable de iluminar la fibra, porque las de la CFE son fibras oscuras", precisó Jiménez Cavazos.

La mencionada infraestructura de la CFE consiste en cables de tierra hechos de acero y aluminio, en medio de los cuales hay fibras ópticas oscuras; una vez iluminadas, esas fibras ópticas, podrán utilizarse esos cables para crear la red troncal de telecomunicaciones. Escuelas, hospitales, plazas públicas, edificios municipales y otros espacios públicos serían beneficiados (meta similar a la planteada por el ineficaz Proyecto México Conectado de la administración federal 2012-2018); Telecomm pediría al ganador de la licitación cubrir por lo menos 85% de la población contemplada en esas trescientas mil localidades.

"Si una empresa gana la licitación, entonces se abriría la posibilidad de libre competencia, si este proveedor ofreciera el servicio de transporte a muchos ISP (internet service providers, proveedores de servicio de internet), si tras habilitar la red funge como concesionario; así, estos podría utilizar esa red de transporte y llevar internet a muchas partes.Assetel y otros ISP del país tendrían la oportunidad de contratarle a esa empresa concesionaria para poder usar la red de transporte habilitada y así llegar a poblaciones que nunca alcanzaríamos con nuestros propios recursos", explicó Luis Aarón.

Y, en tanto miembro directivos de una empresa mexicana proveedora de servicios y soluciones de tecnologías de la información e internet, Jiménez Cavazos declaró: "Lo que yo entendí es: si no hay ninguna empresa dispuesta, el Gobierno tendría que hacer una red paraestatal y de esa manera utilizar el servicio. Yo estoy totalmente de acuerdo con el presidente, en dar el beneficio de llevar internet a esos sitios. Pero aquí entramos en temas de competencia: el Gobierno no debe ser el competidor de las empresas, debe promover la libre competencia en el tema de telecomunicaciones".

Muy positivo sería para el país, asegura el experto en telecomunicaciones, abrir esa red troncal, permitirles a los ISP del mercado mexicano emplear la red habilitada. Y complementó: "El reto obviamente es grande. CFE tiene infraestructura en 378 puntos, donde se pueden interconectar las fibras de los proveedores como Assetel y otros para poder conectarse a esa nueva red. Se haría a través de las subestaciones de la CFE, los llamados telecoms hotels. Sería factible la implementación de redes híbridas: fibra óptica, inalámbrico, satelital".

WISP MX (Wireless Internet Service Providers de México) cuenta con más de cien socios, pero en el país podrían existir alrededor de dos mil. Y, destacó el ingeniero, "además de fibra óptica, se pueden habilitar empresas, comunidades zonas rurales... usando tecnología inalámbrica. WISP MX podría hacer mucho para concretar la solución buscada por el presidente de México en materia de conectividad. Imagínate: habilitas la red troncal y luego los miembros de WISP MX le rentamos a un precio justo el uso de la red al concesionario ganador de la licitación de Telecomm; y así hacemos más grande la red de internet nacional".

Ahora bien, advirtió el experto: "Es importante evitar un ISP grande se quede con las capacidades de la red de transporte para toda una zona y no permita a otras empresas competir en esa zona; esto dejaría fuera a los pequeños proveedores de conectividad". De lograrse la licitación, podría crearse un círculo virtuoso, mas "siempre y cuando las reglas del juego sean claras y adecuadas, el Gobierno debe ser un habilitador en la disminución de la brecha digital al permitir el uso de la red troncal a los ISP del país". En suma, se requiere adoptar una postura de justa colaboración pública y privada.

Jiménez Cavazos insistió en la importancia de cómo se implemente el proyecto: "Si ese concesionario nos posibilita el poder llegar a tales comunidades de una manera segura y eficiente, y a un precio accesible, seguramente todos usaremos esa red a fin de llegar a todas las comunidades de una manera mucho más rápida. El punto aquí es el costo de llevar la señal desde el punto de donde sale el internet hasta las comunidades a comunicar. Una vez resuelta esa problemática, lo demás es mucho más fácil, nada más se trataría de replicar tu modelo de negocio en cada una de las comunidades".

Respecto a la invitación hecha por AMLO a Mark Zuckerberg en junio de 2019, Luis Aarón opinó: "El presidente, en su afán por combatir la brecha digital y democratizar el servicio de internet en México, está en todo su derecho y hace lo correcto al invitar a Mark Zuckerberg y a quien quiera. Pero, considero, en el país hay asociaciones y empresas capaces de sumarse al proyecto y hacer una alianza estratégica que nos ayude a lograrlo. En México, existen más de dos mil WISP, de ese tamaño es el potencial de cubrir la demanda de internet en el país".

"La infraestructura de CFE se puede aprovechar si se selecciona el proveedor correcto. En México existimos empresas tecnológicas capaces de sumarnos a estas iniciativas gubernamentales y podemos trabajar de manera conjunta con el propósito de construir un México mejor, bien comunicado. Nosotros decimos que es mejor si yo brindo a una comunidad el acceso a internet, podría darle más productividad o más impulso que hacer una carretera; obviamente la carretera es importante, pero se ve superada por la supercarretera de la información, el internet", expresó el ejecutivo de Assetel.

Una solución articulada entre las esferas pública y privada podría contribuir a lograr el éxito de la democratización del acceso a internet en México, sugirió el empresario mexicano. Además, enfatizó, es imprescindible garantizar la no competencia del Gobierno en el mercado mexicano de las telecomunicaciones; asimismo deben garantizarse la calidad de los servicios de la la robusta red troncal de telecomunicaciones de AMLO, la firma de acuerdos de nivel de servicio, la atención a fallas, el monitoreo de la red y demás medidas de mejores prácticas.

"Finalmente,te comento lo siguiente: el internet se ha vuelto parte fundamental de la infraestructura de un país, al igual que crear carreteras físicas, se deben construir súpercarreteras de la información, a fin de para promover y ampliar los canales comerciales, competitivos y de servicios, generar puentes a la globalización y poder apoyar la trasformación digital de México", concluyó Luis Aarón Jiménez Cavazos en torno las posibilidades de la robusta red troncal de telecomunicaciones de AMLO, su potencial de mejorar el desarrollo de la nación.

 

ACTUALIZACIÓN(del )

 

MéxicoInternetSatélites

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad