Qué comer en el desayuno para cargar pilas todo el día
My Press

Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Qué comer en el desayuno para cargar pilas todo el día

  Desayuna correctamente para tener energía todo el día

Publicado en: CDMX, el por

Saltarse el desayuno luego de despertar, es poco recomendable para el ser humano y va en contra de su productividad. El cuerpo entra en reposo y ayuno durante las horas de sueño. Si no se ingiere alimento, este ayuno se prolongará y las funciones cerebrales, además de las físicas, no tendrán suficiente combustible.

La falta de ese combustible, se notará directamente en la disminución de energía, desconcentración y nula creatividad; aunado al mal genio y desgano en el trabajo. Una persona que desayuna antes de salir de casa, tiene varias cosas a favor, por ejemplo: manejará los niveles de glucosa en la sangre y evitará padecer problemas gástricos.

En la primera comida del día, se deberá consumir el 20 o 25 por ciento de todas las calorías que están estipuladas por día (dieta de 2 mil a 2500). La fibra es vital para darle al cuerpo carbohidratos: energía, vitaminas y minerales. La fruta es recomendada para dar inicio a un día lleno de objetivos por cumplir. Una manzana, una pera o dos kiwis, son buena opción para comenzar.

Un plato con avena en leche de almendras o leche de vaca deslactosada, acompañada de nueces, coco rayado, medio plátano, miel y canela espolvoreada, activará la creatividad y fomentará la buena digestión.

Consumir proteína en el desayuno, ayudará a mantener el apetito controlado por mayor cantidad de horas y evitará "botanear" antes de las 12. Si la hora de despertar es a las siete de la mañana, máximo a las ocho se comería unos huevos en cualquier presentación, una trozo de queso o jamón bajo en sodio, una rebanada de pan integral y café o té.

El cerebro es el órgano del cuerpo que utiliza alimentos específicos para su correcto funcionamiento. El triptófano es el aminoácido esencial que va directo a éste para hacerlo trabajar todo el día y evitar desgastes.

Aguacate, chocolate, amaranto, arándanos, semillas de girasol, almendras, huevos, sardinas, fresas, avena. Al iniciar el día, el cerebro agradecerá al menos tres de estos alimentos; y el ser humano que los consuma, tendrá energía y altos niveles de concentración que lo ayudarán a rendir al máximo en sus actividades diarias, donde el estrés, podrá ser menor.

Hidratarse correctamente, es otro requerimiento para mantener las actividades neurológicas en correcto estado. Dos vasos de agua antes del desayuno, hace parte de una activación integral de todo el cuerpo humano. Para mantenerse alerta, se aconseja beber dos litros de agua diariamente. ¡Salud!

 

 

NOTICIAS BREVES

Compra tu árbol de Navidad a productores locales

Salario mínimo aumentará 10.4% en 2018

Bitcoin supera valor de 8 mil dólares

México y Canadá se aliarían contra Estados Unidos

¿Te gustó el contenido?