Los "superpoderes" de las economías digitales
My Press

Lunes, 22 de enero de 2018

Los "superpoderes" de las economías digitales

  El impacto de los servicios colaborativos va más allá de lo comercial

Publicado en: Ciudad de México, el por

Si bien el término de Sharing Economy puede rastrearse a aproximadamente el año 2008, se ha relacionado íntimamente con la aplicación móvil Uber y el profundo cambio que realizó en la industria de transporte. A partir del éxito de esta plataforma, cientos más han comenzado a surgir en todo el mundo en un sinnúmero de industrias, desde el sector hospitalario hasta la captación de recursos para empresas, el comercio de productos y la prestación de servicios varios. A una década del nacimiento de este concepto, estas startups y negocios han cambiado fundamentalmente la forma en la cual funciona el mundo y la vida cotidiana.

El cambio más notable en este sentido fue la democratización de la economía: conforme se popularizaron las plataformas encargadas de eliminar (completa o parcialmente) a los intermediarios entre el comprador y el proveedor, el flujo de dinero comenzó a esparcirse a pequeñas empresas. Las enormes ganancias en algunas industrias como el turismo y el transporte, que anteriormente eran acaparadas casi totalmente por grandes compañías y conglomerados, ha comenzado a desviarse a otros participantes, más humildes, del sistema comercial internacional. Sin embargo, y a pesar de la importancia de éste fenómeno, no ha sido el único en surgir de este nuevo modelo de negocios con efectos benéficos.

"Una de las cosas de todas nuestras compañías es cómo han forzado al público en general a realizar un cambio de perspectiva acerca de cómo haces algo a lo cual no te hubieras atrevido antes", apunta Laurent Crenshaw, Director de Políticas Públicas en Yelp. "Ya sea subirte al carro de alguien a quien no conoces y te lleve a algún lado, [...] o ir a la casa de alguien y decir 'me quiero quedar aquí'; ahora eso está bien, pues hay una plataforma donde es seguro y está bien realizar estas cosas". Para el experto esto es relevante pues, más allá del acercamiento económico de compartir y distribuir recursos, ayuda también a avanzar el sentido comunal y humano del planeta; pues comienzan a hacerse generalizados sentimientos como la confianza mutua o el respeto por las otras personas. El efecto ha sido tan poderoso, que ésta no ha sido la única consecuencia en el plano social.

Las economías compartidas también han ayudado a la población mayor de edad, a quienes se les dificulta realizar ciertas tareas día a día

2017 se caracterizó por ser un año lleno de catástrofes e incidentes naturales, los cuales captaron la atención de la comunidad internacional y los medios. Desde los terremotos de México hasta los huracanes del Caribe, las plataformas de economías comunitarias jugaron un papel inesperado y fundamental. "Podemos ayudar en estas situaciones, no solo como compañías sino con nuestras redes de usuarios que tenemos a lo largo del país o del mundo", comenta Casey Aden-Wansbury, Directora de Asuntos Federales y Compromiso de Airbnb. "Nos dimos cuenta cómo teníamos esta enorme cantidad de hogares para las personas quienes lo necesitaran. [...] Tenemos una herramienta con la cual podemos contactarnos con los anfitriones y, en caso de desastre, preguntarles si estarían dispuestos a prestar sus instalaciones para acoger gente afectada de forma gratuita".

En el plano legislativo también se han experimentado avances importantes gracias a este tipo de plataformas; pues sus actividades, al haber sido impensables hace apenas unas décadas atrás, no se encontraban reguladas en lo absoluto e incluso se encuentra todavía en proceso la determinación de su marco regulatorio en algunos lugares. Para Katie Kincaid, Directora de Asociaciones Políticas y Compromiso de Lyft, esto ha sido benéfico pues "muchos de nuestros han comenzado a reinventar ideas muy convencionales y eso puede ser muy retador. Pero los gobiernos y funcionarios electos a lo largo del país [y del mundo] verdaderamente han afrontado el reto y reconocido los beneficios y la importancia de estas nuevas propuestas para las comunidades".Además, con la llegada de tecnologías relacionadas en los próximos años, el trabajo el cual se ha comenzado a hacer significará una ventaja cuando llegue el momento de establecer un estándar jurídico a tecnologías como conducción autónoma o Inteligencia Artificial.

Sin embargo, no todas las aportaciones de estas compañías han generado buenas críticas y reconocimientos. De acuerdo con Vikrum Aiyer, Vicepresidente de Política Pública Global y Comunicaciones Estratégicas en Postmates, “Un área la cual tiende a ser un asunto [de consternación] para muchos creadores de legislación […] es el futuro del trabajo. En algunos estimados, para 2016 alrededor del 24% de todas las declaratorias de impuestos en Estados Unidos fueron de freelancers, independientes. Estas tecnologías potencian la legitimidad de este sistema de trabajar cuando quieras. Y cuando se tienen más modelos de empleo que no están ligados al esquema laboral tradicional, surgen muchas preguntas: ¿cómo estructurar [elementos como] prestaciones [y] seguridad social?” Estos dilemas podrían comenzar a resultar muy importantes en el futuro.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Energía eólica crecerá en México durante 2018

Conoce la lista de los paraísos fiscales de la UE

48 Reunión Anual del WEF: contra un mundo roto

Facebook y video dominarían marketing en redes sociales

CES 2018Tecnología

¿Te gustó el contenido?