Accionistas de Nissan expulsan a Carlos Ghosn de su junta directiva

Ciudad de México  

También se confirmó el despido como consejero de Greg Kelly

 

La junta de accionistas de Nissan Motor aprobó el 8 de abril de 2019 por mayoría la destitución del expresidente Carlos Ghosn como consejero de la compañía, poniendo fin a casi dos décadas de liderazgo del ejecutivo y abriendo una nueva era para la gobernanza de la empresa.

Asimismo, la junta confirmó el despido como consejero de Greg Kelly, empresario estadounidense que sirvió durante años como principal auxiliar de Ghosn y quien también enfrenta cargos por malversación de fondos.

También, los accionistas aprobaron al empresario Jean-Dominique Senard, máximo ejecutivo de Renault, como sustituto de Ghosn, según informó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

El actual máximo directivo de la empresa, Hiroto Saikawa, quien asumió el liderazgo de Nissan tras la caída de Ghosn, dijo que ahora las prioridades son "estabilizar la alianza" Nissan, Renault y Mitsubishi, "minimizar el impacto en sus operaciones y la inquietud entre los empleados", así como devolver a la empresa "al camino del crecimiento".

En este sentido, el 6 de marzo de 2019 Ghosn fue liberado bajo fianza tras pasar 108 días bajo arresto provisional debido a irregularidades financieras, aunque el 6 de marzo volvió a ser detenido después de que la fiscalía presentó nuevos cargos en su contra por supuesto abuso agravado de confianza.

Según la fiscalía, el exejecutivo habría hecho uso personal de parte de unos fondos de Nissan y Renault transferidos a una distribuidora con sede en Omán, lo que podría suponer un delito de abuso agravado de confianza.

Nissan destituyó a Ghosn como presidente el 22 de noviembre de 2018, tres días después de ser detenido en Tokio por supuesto fraude fiscal, pero seguía formando parte del consejo de administración hasta la ratificación de la decisión el 8 de abril.

La destitución de Ghosn como consejero de Nissan se produjo después de que medios japoneses publicaron que su esposa abandonó Japón tras negarse a hablar con la fiscalía de Tokio y después de que las autoridades incautaron uno de sus dos pasaportes (libanés y estadunidense) al detener a su esposo.

Los fiscales japoneses querían interrogar a Carole Ghosn ante la sospecha de que parte de los pagos de Nissan Motor a una empresa de Omán se desviaron a cuentas de una compañía a su nombre, según fuentes cercanas al caso.

 

ACTUALIZACIÓN(del )

 

InternacionalEmpresasNegocios

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad