Plagio y mala conducta académica, cómo abordarlos entre los estudiantes

Ciudad de México  

Good Free Photos en Unsplash

Herramientas tecnológicas, orientación y prevención son clave para lograrlo, indicó la empresa Turnitin

 

De acuerdo la empresa global de tecnología para la educación Turnitin, el plagio y mala conducta académica se mantienen como problemas centrales en el sector educativo. A través de una encuesta realizada durante 2018, la empresa informó que 87% de los estudiantes en la Universidad Estatal de Campinas, Brasil, no tenían conocimiento sobre el concepto de plagio. Bajo esta línea existe un gran desafío al tratar el tema de mala conducta académica, mismo que se ha incrementado con el aprendizaje a distancia durante la pandemia por Covid-19. "La falta de contacto directo con estudiantes ha dificultado más la discusión de las faltas de conducta escolares", agregó en un comunicado de prensa con acceso para el equipo de NotiPress.

El acercamiento adecuado entre instituciones y educadores no es fácil, y suele provocar preocupación entre las partes involucradas. Según Marcelo Krokoscz, doctor en educación, las instituciones y docentes no pueden asumir que los estudiantes sepan por sí mismos las malas conductas. Al respecto existe un desconocimiento generalizado sobre prácticas perjudiciales, donde destaca el plagio, considerado un delito en el entorno académico. Si bien esta falla es grave, los plagios pueden ser cometidos sin conciencia del alumno, como citas no acreditadas; "a veces no se sabe cómo hacer una cita correcta", agregó el doctor en su entrevista para Turnitin.

Debido a la importancia de hablar sobre estas fallas y conductas de manera positiva para contribuir al conocimiento y formación del estudiante, las herramientas tecnológicas se vuelven aliadas clave. Ello explicó Max Garza, gerente de éxito y crecimiento institucional en Latinoamérica para Turnitin, quien destacó el papel del software de detección de plagios. Con respecto a la detección de similitudes para evitar el plagio, las herramientas encargadas de ello no deben ser utilizadas como castigo para los estudiantes. Por el contrario, deben ser herramientas de aprendizaje, sensibilización e incentivo al desarrollo de un pensamiento original. Asimismo agregó, 14 de las 20 mejores universidades de Latinoamérica usan el software antiplagio de la empresa, que durante la pandemia recibió el triple de documentos para su aprobación.

La tecnología educativa ayuda a los profesores a "generar conciencia sobre la importancia de desarrollar originalidad en el trabajo", indicó el comunicado. En una entrevista para NotiPress la directora regional de Latinoamérica para Turnitin, Belén Correa, indicó que las herramientas tecnológicas sirven para potenciar el trabajo docente. Ello pese a los mitos comunes, cuya narrativa apunta a la tecnología educativa más avanzada como un sustituto del cuerpo docente y sus respectivas actividades de enseñanza. Si bien el uso de las herramientas tecnológicas proporciona ayuda en la enseñanza, estas no deben ser la única acción a tomar por parte de las instituciones educativas, advirtió Garza.

Frente a este hecho el gerente considera fundamental trabajar con prevención y orientación al tratar los temas de originalidad y desarrollo del pensamiento crítico, con objeto de evitar el plagio y mejorar la conducta académica. Tres acciones clave para ello son crear sentido de pertenencia para estudiantes, incrementar circuitos de retroalimentación en el proceso de aprendizaje, y buscar herramientas para verificar la similitud y garantizar integridad académica.

 

Estilo de vidaTecnologíaeducación

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes

 

Comunicados de empresas

PRNewswire