Internet y las actuales amenazas a su libertad
My Press

Miércoles, 21 de noviembre de 2018

Internet y las actuales amenazas a su libertad

  Neutralidad de la Red, Autorregulación, Uso Legítimo y más

Publicado en: Ciudad de México, el por

Para Michael Petricone, Vicepresidente Senior de Asuntos de Governanza de la Consumer Technology Association, Estados Unidos es hoy en día el líder mundial en innovación gracias en gran parte a una serie de legislaciones en las cuales se fomentaba la libertad de expresión, la creatividad y la exploración de nuevas ideas a través de plataformas digitales. Sin embargo, en el transcurso de 2017 "ha habido mucha discusión, dentro y fuera de Washington, acerca de si estos [...] derechos y responsabilidades tienen sentido, deben ser alterados o actualizados". Esto es importante no sólo para el país norteamericano sino para el mundo, pues sus acciones significan un ejemplo a seguir para el bloque europeo y las naciones emergentes.

Entre los principales temas en este aspecto está la Neutralidad de la Red, un tópico el cual recientemente volvió al centro de la discusión cuando el Senado de Estados Unidos votó por volver a instaurar las condiciones del libre mercado en este contexto. Sin embargo, para Rachel Wolbers, Directora de Políticas en Engine, este movimiento resulta peligroso para la estabilidad de internet pues "es muy crucial 'aplanar' el campo de juego, hacer más fácil para las personas meterse en nuevos mercados. [...] Con las nuevas reglas, [...] será más complicado para las startups competir con las compañías más grandes en la web". Además, la legislación aprobada podría contribuir, en el corto y mediano plazo, a quitarle certidumbre a los actores interesados; pues ya no existe un texto en donde se limiten claramente las posibilidades y prohibiciones de los proveedores de red.

Otro punto de importancia es la existencia de Safe Harbors para proveedores de internet, particularmente el creado por la Sección 230 del Acta de Decencia en las Comunicaciones. Esta reglamentación permite a los servicios no ser responsables de los materiales subidos por sus usuarios, aun cuando dichas creaciones sean de características delictivas, como el tráfico sexual. Sin embargo, de acuerdo con Austin Carson, Director Ejecutivo en TechFreedom, la solución al dilema no se encuentra como tal en la modificación del texto legislativo, sino en "asegurarnos que las [páginas] estén incentivadas para remover la mayor cantidad de 'contenido malicioso' posible, mientras se permita al [legítimo] florecer. [...] La peor cosa que podría pasar sería motivar la proliferación de una red completamente ciega [...] donde se use un cifrado tan poderoso al punto de no conocer [la información alojada en] su plataforma y ser legalmente inmunes a cualquier consecuencia".

El debate con respecto al futuro de internet girará alrededor de modificar o mantener las leyes de libertad, con el fin de mejorar la seguridad

Uno de los temas de mayor impacto en los últimos meses, particularmente gracias al nombramiento del exmagnate Donald Trump como presidente, es la autorregulación de algunos sitios para activamente eliminar y controlar mensajes de odio, noticias falsas o ataques verbales; pero las cuales han llegado a atacar directamente la libertad de expresión. Al respecto, Nuala O'Connor, Presidente y CEO del Centro para la Democracia y la Tecnología, opina cómo "la no responsabilidad [legal] no significa no responsabilidad [en lo absoluto] o incapacidad para actuar. [...] Deberíamos pedir [a las empresas] el mismo tipo [de políticas] de transparencia el cual hemos exigido [a instituciones] gubernamentales. [...] Estas son comunidades, las cuales pueden fijar sus propias normas; pero los individuos deben saber cuáles son antes de entrar a ellas. Hay muchas cosas que las compañías podrían y deberían hacer [para avanzar] la responsabilidad social corporativa en la era digital".

Finalmente, se encuentran las reglas del Uso Legítimo, las cuales permiten a las personas utilizar, para determinados objetivos, material sujeto a restricciones. Con esta figura legislativa, queda a discreción de los jueces determinar cuáles casos efectivamente se tratan de una violación de derechos de autor y cuáles responden a un verdadero interés del público y no ameritan penalización. El problema, de acuerdo con Sasha Moss, Gerente de Asuntos Federales en Políticas de Tecnología en el R Street Institute, parte de cómo lo único lo cual separa una demanda exitosa de una fallida, es hacer al jurado pensar que se trata de un caso donde injustamente se utilizó contenido comercial sin la licencia adecuada. "Es difícil pues [la decisión] depende de los estándares de 'buena fe' acerca de cuándo un material viola la ley".

La controversia se vuelve todavía más complicada de enfrentar cuando se considera cómo, si se busca crear una ley específica acerca de alguna tecnología, es probable ver la regulación terminada para el momento en el cual ya sea obsoleta. Por otro lado, si se intenta sacar un nuevo marco judicial rápidamente para evitar esta situación, posiblemente se deba enmendar innumerables veces debido a la naturaleza siempre cambiante de los avances digitales. La mejor forma, que suele generar nerviosismo entre los creadores de políticas, es hacer un documento generalizado el cual tome el tiempo necesario; aun si se trata de varios años de planificación.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Vehículos autónomos de Waymo aventajan a la competencia

ONU advierte impacto de DDHH por un estado de bienestar digital

Apps de terceros, culpables por fraudes de criptomonedas en Twitter

Ganadores de los Premios a la Innovación CES 2019

CES 2018 Tecnología

¿Te gustó el contenido?