Bala de plata, la píldora que suministra medicamentos dentro del estómago

Ciudad de México  

Lillie Paquette/MIT

Ingenieros aprovechan el ácido del estómago para alimentar a la bala de plata

 

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y del Hospital Brigham and Women's han diseñado y demostrado el funcionamiento de una pequeña célula voltaica que es alimentada por los fluidos ácidos en el estómago. El sistema puede generar suficiente energía para ejecutar sensores pequeños o dispositivos de suministro de medicamentos que pueden residir en el tracto gastrointestinal durante períodos prolongados de tiempo.

"Necesitamos encontrar formas de impulsar estos sistemas ingeribles y prolongar su duración en el cuerpo. Vemos el tracto gastrointestinal como una oportunidad realmente única para albergar nuevos sistemas para la administración de medicamentos y detección de cualquier anomalía que presente el paciente en apoyo a su tratamiento", dice Giovanni Traverso, académico del Instituto Koch para la Investigación Integral del Cáncer.

Phillip Nadeau, postdoctor del MIT, comentó en conferencia: "en el futuro, la píldora monitoreará sus signos vitales desde adentro durante semanas. Se sienta allí haciendo mediciones y transmitiéndolas a su teléfono a través de una App". Este es un paso revolucionario que pretende crear una nueva forma de tratamiento médico.

Latinos Health, sitio web dedicado a la salud, informó anteriormente que el ácido del estómago puede producir carga eléctrica siendo este aprovechado por la "bala de plata" para alimentarse. En términos prácticos, un electrodo de zinc interactúa con el ácido del estómago, para después ejecutar los sensores que monitorean continuamente la temperatura y la frecuencia cardíaca del individuo.

Durante las pruebas hechas en cerdos, los dispositivos tardaron un promedio de seis días en viajar a través del tracto digestivo. Mientras estaba en el estómago, la "bala de plata" produjo suficiente energía paraalimentar un sensor de temperatura y transmitir de forma inalámbrica los datos a una estación base ubicada a 2 metros de distancia, enviando información cada 12 segundos.

Cuando el dispositivo se movió hacia el intestino delgado, la célulageneró alrededor de 1% de la energía producida en el estómago debido a una menor acidez en esta zona. Aún así el dspositivo fue capaz de seguir transmitiendo información hasta su salida del organismo, pero la frecuencia de esta dependerá del nivel de acidez de las diferentes regiones del sistema digestivo.

Actualmente, el prototipo es un cilindro de aproximadamente 40 milímetros de largo y 12 milímetros de diámetro, pero los investigadores anticipan que podrían hacer una capsula de aproximadamente un tercio de ese tamaño construyendo uncircuito integrado personalizado que transportaría el recolector de energía, el transmisor y un pequeño microprocesador.

Buscando la miniaturización del dispositivo y una vez lograda esta, los investigadores planean agregar otros tipos de sensores que contribuyan al desarrollo y monitoreo a largo plazo."Podría tener una píldora que controlaría sus signos vitales desde adentro durante un par de semanas, y ni siquiera tiene que pensar en ello. Simplemente se sienta allí haciendo mediciones y transmitiéndolas a su teléfono", mencionó Nadeau.

La administración de medicamentos también es uno de los objetivos de esta tecnología. Los investigadores han demostraron que podían usar la energía generada por el dispositivo para liberar fármacos encapsulados por una película de oro. Esto podría ayudar en la forma en la que los médicos necesitan probar diferentes dosis de un medicamento, como los destinados al control de la presión arterial o diabetes.

 

SaludTecnologíaMIT

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes

 

Comunicados de empresas

PRNewswire