Niños que hacen deporte desarrollan habilidades para el futuro
My Press

Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Niños que hacen deporte desarrollan habilidades para el futuro

  Deporte para el desarrollo infantil

Publicado en: Ciudad de México, el por

Todas las personas deben cuidar su salud. El cuerpo humano es una de las máquinas más complejas de la naturaleza, y debe ser mantenida adecuadamente incluso desde los primeros años de vida. A pesar de la importancia de la actividad física, en México la cultura del deporte no está bien cimentada.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), más de la mitad de la población mayor de 18 años no realizan ningún tipo de ejercicio para mantener una vida saludable. De este grupo, casi una tercera parte jamás ha practicado deporte.

A pesar de estas estadísticas, el hábito de la actividad física puede fomentarse desde temprana edad. Si un niño se dedica a alguna disciplina deportiva, y la convierte en rutina, es más probable que durante su juventud y su edad adulta se preserve este hábito.

El deporte desarrolla en los niños hábitos y habilidades útiles que contribuyen a crear individuos integrales y saludables en la vida adulta

La actividad física en niños y adolescentes no sólo crea patrones saludables útiles para la vida adulta. Aquellas personas que desde niños se dediquen a los deportes, pueden adquirir habilidades que generalmente no obtendrían sino hasta una edad más avanzada. My Press Zone menciona algunas:

+Mayor capacidad física: Fuerza, resistencia, rapidez, reflejos rápidos y elasticidad son las consecuencias más comunes del deporte. Estas habilidades no sólo son útiles para una persona adulta, sino que los niños que disfruten de mejor condición podrán encontrar más formas de jugar y disfrutar al aire libre.

+Bienestar psicológico: Los niños deportistas aprenden a canalizar las emociones negativas mucho antes que sus compañeros más pasivos. Además aprenden sobre la responsabilidad, el valor de la derrota, el liderazgo y el respeto a la autoridad con mayor rapidez, al tiempo que son menos susceptibles al estrés.

+Experiencia social: Como actividad colectiva, el deporte sirve como reforzador de las habilidades sociales. El trabajo en equipo, la solidaridad, la cooperación, la tolerancia y la identidad de grupo, son sólo algunas de las cosas que un niño puede aprender de los juegos cooperativos o competitivos.

+Salud y apariencia física: Las prácticas deportivas contribuyen a desarrollar equilibrio, coordinación motriz, y fortaleza ósea y cardiomuscular. Además, este hábito puede convertirse en una considerable ventaja para el niño durante su adolescencia y juventud, en términos de autoestima y confianza en sí mismo.

A pesar de los múltiples beneficios del deporte y la actividad física, hay que recordar que los niños adquieren diferentes capacidades conforme crecen.

Mientras que los niños menores a los 5 años deberían enfocarse en su desarrollo psicomotor, los niños entre los 6 y 13 años pueden empezar a realizar actividades de estiramiento, acondicionamiento, destreza y coordinación. Por último, los adolescentes de entre 14 y 17 años ya pueden intentar probar los límites de su fuerza, pues su desarrollo corporal está casi completo.

 

 

NOTICIAS BREVES

Compra tu árbol de Navidad a productores locales

Salario mínimo aumentará 10.4% en 2018

Bitcoin supera valor de 8 mil dólares

México y Canadá se aliarían contra Estados Unidos

¿Te gustó el contenido?