Mexicanos estigmatizan depresión y salud mental

Ciudad de México  

Unsplash

Los tabúes y los estigmas impiden el avance de la salud mental

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 300 millones de personas en el mundo sufren depresión, una de cada 4 personas la padecerá en algún momento de su vida, pero sólo un tercio del total buscará ayuda profesional. En América Latina aproximadamente 21 millones de personas tienen este trastorno mental y México es uno de los principales países donde se presentan más casos. A nivel nacional, 28 por ciento de la población sufre de este trastorno, sin embargo, esta cifra podría ser mayor porque la depresión es el estigma de la salud mental entre los mexicanos y por ello, muchos nunca acuden a un especialista, jamás son diagnosticados y no acceden a un tratamiento adecuado.

Los países de América Latina con más depresión, de acuerdo a datos de la OMS son: Brasil, Chile, Perú, Argentina, Colombia y México. En estas naciones, en general, un 65% de los casos nunca recibe atención debido a que las personas no tienen los recursos económicos suficientes y las clínicas gubernamentales no cuentan con la especialidad para tratar esta enfermedad. Particularmente en México, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) ha contabilizado 34.85 millones de personas con depresión y de estas, únicamente 1.63 millones toman antidepresivos o recibe algún tipo de tratamiento alterno.

Asimismo, el Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señala, 15 de cada 100 mexicanos entre 18 y 65 años sufrirá depresión, pero sólo 3 de ellos recibirán la ayuda profesional adecuada; esto se debe a que en México únicamente hay 22 instituciones con especialidad de psiquiatría y, además, hay 3 psiquiatras por cada 10000 mexicanos. Pese a las cifras altas y aunque se cuenta con un programa de acción especifico a nivel nacional, la labor aún es muy grande porque apenas y se destina el 2% del presupuesto federal en materia de salud para atender este problema.

En casos extremos, este padecimiento puede llevar al suicidio y actualmente es la segunda causa de muerte entre personas de 15 a 29 años y la primera causa de incapacidad laboral. Los principales síntomas de la depresión son cansancio, falta de apetito, insomnio, ansiedad y sentimientos de inutilidad, culpabilidad o desesperanza. Y aunque las personas que padecen depresión ya luchan contra estos síntomas tienen que sobrellevar otros como la falta de apoyo en el entorno social y familiar.

Gerome Breen, investigador del Departamento de Genética Social y Psiquiatría del Desarrollo del King’s College de Londres, señala, el mayor obstáculo para la salud mental son los estigmas y tabúes, pues las personas con depresión deben enfrentar no sólo las complicaciones de su padecimiento sino también la marginación social, económica y laboral. En las personas está la creencia de que la depresión es un problema menor y puede curarse por pura voluntad propia, que puede curarse con "echarle ganas", pero esto a menudo sólo genera más estrés y frustración en los enfermos y dificulta su recuperación, agrega Breen.

A pesar de la gravedad del problema, la depresión sigue siendo el estigma de la salud mental, ya no sólo entre los mexicanos sino también en la sociedad a nivel mundial. Por causas sociales, familiares y económicas no se tienen las cifras exactas, sumado a que muchos casos son erróneamente diagnosticados. No obstante, a pesar de todo el trasfondo, la depresión es un problema de salud pública de alta prevalencia por sus grandes cifras actuales y genera sufrimiento en quienes la padecen alterando sus actividades laborales, escolares y familiares.

 

SaludSalud mentalDepresión

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes

 

Comunicados de empresas

PRNewswire