La depresión que no responde al tratamiento, grave problemática en Latinoamérica

Ciudad de México  

Unsplash

Se cree que al menos 1 de cada 3 pacientes con depresión mayor tiene DRT

 

Del sector salud, la salud mental tiene grandes problemáticas para su diagnóstico y tratamiento por lo que las enfermedades mentales pasan desapercibidas o son mal atendidas a nivel global, casi invisibilizadas al hablar de Latinoamérica. Debido a esto, un estudio realizado por Janssen para visibilizar la problemática de la depresión, en específico de la depresión resistente al tratamiento en la región.

La depresión en sí misma es una problemática de salud pública: como una enfermedad compleja, crónica y recurrente impacta a más de 300 millones de personas a nivel global, específicamente al 5% de la población en Latinoamérica, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS); sin embargo, también se trata de una enfermedad subdiagnosticada.

De acuerdo con el primer estudio realizado de esta enfermedad en la región por Janssen, grupo de compañías farmacéuticas de Johnson & Johnson, al que tuvo acceso el equipo de NotiPress, la depresión resistente al tratamiento (DRT) es una depresión mayor que no responde a dos líneas de tratamiento o más en tiempo, dosis y cumplimiento; al menos 1 de cada 3 personas con depresión mayor tienen DRT.

El estudio analizó a mil 475 pacientes diagnosticados con trastorno depresivo mayor (TDM) en centros de atención de referencia en toda Latinoamérica. En los resultados se confirmó al DRT como una enfermedad altamente prevalente pues el 29.1% de los pacientes fueron diagnosticados. Los cuatro países con mayor prevalencia de casos fueron: Brasil (40%), Argentina (33.2%), Colombia (32.1%) y México (20.7%).

Asimismo, la depresión resistente al tratamiento representa un trastorno difícil y dañino según los resultados: el 80.4% de los pacientes con DRT informaron tener depresión de moderada a grave, así como presentar más pensamientos o intentos de suicidio; ambos, síntomas presentes hasta un año después de iniciado el análisis.

Otros datos alertan de la urgencia por atender la depresión y la depresión resistente al tratarse de enfermedades de un sector no bien informado. Para la OMS, únicamente el 25% de las personas con depresión tienen la oportunidad de recibir una buena atención, mientras en Latinoamérica entre el 60 y 65% de los pacientes no la recibirán. Tan sólo en la región, 38 mil personas diagnosticadas con depresión cometerán suicidio en el año.

Este estudio realizado por Janssen, así como los esfuerzos por instituciones de salud, abogan por darle visibilidad a estas cifras, las cuales sólo indican una necesidad insatisfecha de los pacientes con ambos tipos de depresión en Latinoamérica y a nivel global. Se espera desarrollar nuevas terapias y tratamientos para estos pacientes y otras enfermedades mentales.

 

SaludLatinoaméricaDepresión

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes

 

Comunicados de empresas

PRNewswire