Usar el correo electrónico de las empresas para actividades sindicales es ilegal

Ciudad de México  

Pixabay

La Junta Nacional de Relaciones Laborales de Estados Unidos escuchó la recomendación de Google

 

Google apoyó durante un tiempo las protestas de altos perfiles, sin embargo en privado, trabajó junto al Gobierno de Estados Unidos para derogar una decisión tomada bajo la administración de Barack Obama sobre los derechos laborales en la utilización del correo electrónico. La Junta Nacional de Relaciones Laborales, decidió mediante una votación 3 a 1, sostener, "los empleados no tienen derecho legal a usar el equipo del empleador, incluidos los recursos informáticos". Por supuesto, esto apunta a las actividades sindicalistas.

La junta laboral estadounidense dictaminó con un antecedente basado en la política de correo electrónico de un casino de Las Vegas. Los abogados de Google dijeron, el estándar anterior de Obama, el cual otorgaba más flexibilidad al uso de recursos de la empresa como el correo electrónico, debía revocarse.

Recientemente, Google despidió a Rebeca Rivers por involucrarse en la organización de una petición contra el gigante tecnológico que trabajaba con agencias de inmigración estadounidense. La acción fue vista por activistas como un ataque de trabajadores de alto rango.

Ante esto, ingenieros de Google presentarán cargos por prácticas laborales injustas, luego de los presuntos despidos de 'represalia' por organizar protestas en el lugar del trabajo. Este grupo de trabajadores, alega que los despidos son una forma de sofocar un movimiento creciente cuyo fin es cuestionar las decisiones de la gerencia sobre cuestiones dispares, como remuneración entre contratistas y empleados a tiempo completo. Incluso, por proyectos controversiales con agencias gubernamentales.

Por su parte, el un portavoz del megabuscador, envió una declaración donde afirmaba que el despido de cuatro trabajadores se debió a que estaban involucrados en violaciones intencionales y a menudo reiteradas de las políticas de seguridad de datos, incluido el acceso sistemático y la difusión de materiales y trabajo de otros empleados. Asimismo, agregó, ningún colaborador fue despedido por plantear inquietudes o debatir las actividades de la empresa.

Los googlers publican en paneles de mensajes internos sobre protestas, medida que ha impactado en Google, quien entre 2017 y 2019 se ha visto afectado por el activismo de los empleados. La decisión de la junta laboral estadounidense de considerar ilegal el uso del correo electrónico para organización de actividades sindicales y de protesta beneficiará a otras compañías en detrimento de los empleados.

 

InternacionalEstados Unidosempleos

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad