Startup Tumbiko recupera oficio joyero
My Press

Domingo, 16 de diciembre de 2018

Startup Tumbiko recupera oficio joyero

  Festejó aniversario y presentó colección 2019

Publicado en: Ciudad de México, el por

Tumbiko
Tumbiko
Tumbiko

El oficio del joyero es uno de los pocos y antiguos trabajos que se transfiere comúnmente de padres a hijos. El joyero fabrica, repara y comercializa piezas como brazaletes, anillos, pendientes y otros complementos construidos en plata y oro. La startup Tumbiko, empresa de origen mexicano creó un modelo de negocio al unir artesanos con un mercado interesado en la joyería. De esta manera, se recupera el trabajo de artesanos joyeros.

Inmersos en un comercio del regateo, Taxco de Alarcón, Guerrero, fue el ecosistema donde Tumbiko, el emprendimiento de origen mexicano ideó una plataforma y realzó el trabajo de artesanos de generaciones.

Tumbiko cumplió tres años en septiembre de 2018 y aprovechó la oportunidad para presentar su colección 2019. Los diseños fueron realizados por jóvenes mediante una convocatoria al concurso "Diseño contemporáneo", cuya premiación se materializó en junio de 2018. En el encuentro, la startup contó parte de su historia y lo festejó con un brindis.

Ángel, un artesano de 56 años oriundo de Taxco, fue convocado por los fundadores de Tumbiko, los hermanos Víctor y Aldo Uribe para compartir la experiencia de trabajar en los talleres y ejercer el oficio de joyero.

Sobre cómo nuevas generaciones deciden abandonar las costumbres, eligen en su lugar el trabajo de oficina y no retomar el oficio de joyero, platicó Ángel a My Press. En cierta manera, los propios fundadores de la startup rompieron el molde de sus tradiciones y abandonaron la costumbre de su familia para transformar el oficio joyero en una iniciativa más grande e incluyente.

Entre risas y nostalgia, el artesano elegido para la conmemoración de los tres años del emprendimiento mexicano expresó "no se quieren ensuciar como nosotros", en referencia a jóvenes que eligen no aprender el oficio de joyero.

Artesanos joyeros conforman un nuevo ecosistema, inclusivo, cuya economía ha mejorado para beneficio de toda la comunidad al rescatarse tradiciones y mejorarse las condiciones de las familias mexicanas. En este sentido, la industria joyera se ve beneficiada con la presencia de Tumbiko en 11 ciudades de la república.

La empresa mexicana tejió un modelo de negocio que contempla diseñadores, artesanos y embajadores de la marca para llevar piezas únicas basadas en tendencias para lucir con orgullo, el trabajo de una cadena de verdaderos profesionales. El hilo conductor de este emprendimiento consiste en recuperar las mejores prácticas desde la óptica social y Ángel es un ejemplo concreto de creatividad por parte de los hermanos Uribe, también hijos de artesanos joyeros.

México sobresale en cuestión de emprendimiento y es líder en la región. Después de todo, quizá el oficio joyero sea el concepto de una industria tradicional y vigente en el mundo, de la que México también es referente. Asimismo, tal como joyeros forjaron una industria, ahora emprendedores son la generación para llevar con orgullo al siguiente nivel las artesanías mexicanas, pero con una estrategia amigable y útil a toda la cadena de producción para desarrollar mejores personas con valores tradicionales y un mercado competitivo a nivel internacional. Por todo esto, aplaudo la iniciativa de Tumbiko, empresa orgullosamente mexicana.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

CDMX apunta para ser la primer ciudad digital en América Latina

Estas son las mejores empresas para trabajar en Estados Unidos

Autoservicios apuestan por ventas online y automatización

China investiga a canadiense por daño a la seguridad de Estado

México Negocios Emprendedores

¿Te gustó el contenido?