Respuesta ineficiente de los países a la pandemia provocó pausa en el desarrollo

Ciudad de México  

Yogi Kurniawan en Unsplash

La AOED presentó el informe especial para mostrar la respuesta de los países a la pandemia

 

La Alianza de Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) por la Efectividad del Desarrollo (AOED), presentó el informe especial el 31 de marzo de 2021, "Mundo cerrado, desarrollo pausado sobre la (in)eficacia de la respuesta al Covid-19". La AOED trabajó con sus miembros, con el propósito de recabar información sobre la respuesta a la pandemia desde la cooperación eficaz al desarrollo. De la investigación, con acceso para el equipo de NotiPress, surgieron nueve hallazgos de cómo los países respondieron a la pandemia global del virus SARS-CoV-2.

Durante la presentación del informe especial, Josefina Villegas del Foro Latinoamericano y Caribeño de Juventud (FLAJC) dijo que las OSC deberían ser consideradas como servicios esenciales. Las organizaciones civiles complementan los esfuerzos de los gobiernos. El primer hallazgo señala, aquellos países con economías en desarrollo y guiados por el mercado recibieron un fuerte impacto en sus capacidades internas para sobreponerse a los conflictos sociales.

Las economías en desarrollo evidenciaron deficiencias estructurales en su deuda. Durante la pandemia se agravaron las medidas de protección social. Para Beverly Longind, copresidente de la AIED, "hubo un esfuerzo mínimo para ampliar los resultados" por parte de los gobiernos de algunos países.

Algunos gobiernos hicieron un esfuerzo para proporcionar ayuda a personas cuyos ingresos se vieron afectados. Sin embargo, esto fue temporal y de alcance limitado, excluyendo a trabajadores de la economía informal. El tercer hallazgo promueve una de las principales recomendaciones de la investigación, la cual sugiere una alianza estratégica entre gobiernos y las OSCcon el propósito de alcanzar una cooperación más eficaz.

Una alarma se encendió con el cuarto hallazgo, en el que se prevé que 96 millones de personas sufrirán pobreza extrema, de la cual, 47 millones son mujeres y niñas. El quinto hallazgo señaló, diversos Estados utilizaron la pandemia para atacar derechos humanos y libertades civiles, como la de la libre circulación, asociación y organización.

Ciertos países prefirieron racionalizar con exceso de fuerza policial en vez de desplegar soluciones médicas integrales como respuesta principal a la pandemia. Sistemas y mecanismos de promoción de los principios de la cooperación se vieron afectados durante la pandemia. La posición de las organizaciones de la sociedad civil (OSC) fueron socavadas, señala el sexto hallazgo.

Asimismo, la Covid-19 se convirtió en una crisis de desarrollo internacional, con graves implicaciones en la consecución de los objetivos de desarrollo y cooperación internacional. Pese a los retos de la pandemia y la reducción del espacio cívico, las OSC siguieron participando en las incidencias y ayudaron a crear planes de desarrollo alternativos, con el propósito de no dejar a nadie atrás.

Mike Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial dela Salud (OMS) resumió las acciones de los países durante la pandemia, al señalar, "la respuesta ha sido desigual". Asimismo, explicó, cómo la pandemia está mostrando nuevas desigualdades. Sobre la reacción de los países y la labor de la OMS, Ryan concluyó, "hemos fracasado en la preparación de esta pandemia" de Covid-19.

 

InternacionalCoronavirusActualidad

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad