Menos presupuesto gubernamental pero más desarrollo en el campo mexicano

Ciudad de México  

México se encuentra entre los 10 agroexportadores del mundo

 

México es un país agricultor por excelencia. Utiliza 22 millones de hectáreas de tierra para la siembra. En promedio, cada año se cultivan 22.3 millones de toneladas de maíz, 3 millones de toneladas de trigo, 250 mil toneladas de arroz y 2.6 millones de toneladas de granos, según la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER); sin contar muchísimos otros productos.

El país actualmente se encuentra entre los diez mayores exportadores agroalimentarios del mundo, de acuerdo a la Organización Mundial de Comercio (OMC), gracias a la demanda y calidad de su aguacate, tequila y mezcal, cerveza, jitomate, chiles, frambuesas y fresas, entre otros.

Asimismo, a pesar de la incertidumbre que suscita el reciente el anuncio del gobierno nacional sobre el recorte de 30% en el presupuesto 2020 para el sector agropecuario, cada vez se hace más fuerte y eficiente la industria de investigación y desarrollo de soluciones para la protección de cultivos.

Detrás de las manzanas, el maíz, el arroz, los jitomates, los chiles, la papa, las uvas, el ajo, la cebolla y la espinaca que comemos, y exportamos, existen empresas dedicadas a desarrollar insecticidas, herbicidas y otros productos para combatir plagas. También soluciones de nutrición vegetal, reguladores de crecimiento y protectores solares para mejorar la calidad y cantidad en las cosechas.

Gracias al apoyo de la iniciativa privada, el sector agroindustrial ha alcanzado un crecimiento importante como fuente de ingresos y empleo en años recientes, por encima del petróleo, las remesas y el turismo. "Los grandes productores y exportadores agrícolas requieren de un sinnúmero de apoyos, tanto gubernamentales como de financiamientos, transferencia de tecnología y asesoramiento técnico y financiero, de modo que las empresas como Valent de México siguen enfocadas tanto en la investigación y desarrollo de soluciones efectivas y rentables como en el trabajo de apoyo en el campo ofreciendo alternativas que faciliten a los productores la obtención de más y mejores cosechas que reditúen ganancias para que el sector siga creciendo", dijo Julián Montes, director general de Valent de México.

A la vanguardia en protección de cultivos

La evolución de las tecnologías de protección de cultivos no se detiene. La necesidad de contar con soluciones efectivas y sustentables para la agricultura, ha llevado a los productores de todo el mundo a adoptar programas de manejo integral que incluyen el uso de productos BioRacionales, como insecticidas biológicos y nematicidas orgánicos, entre otros. Se trata de propuestas compatibles con la fauna benéfica, que ayudan al control de residuos y manejo de resistencias en el campo.

Por ejemplo, los productos de Valent aportan soluciones rentables y efectivas para que los agricultores eliminen plagas, enfermedades, malezas, con mínimos riesgos, a la vez que alcanzan mayores y mejores cosechas. "Los productos BioRacionales como Dipel, Xentari y Ditera ofrecen soluciones sin riesgos para trabajadores y consumidores; o insecticidas como Venom y Clutch, herramienta indispensable para producir hortalizas con calidad de exportación", anota Montes.

Con respecto al desarrollo y aplicación de nuevas tecnologías para el agro, el aporte de la iniciativa privada es fundamental. Desarrollar y registrar productos novedosos y efectivos a fin de promover una agricultura sustentable es imperante. En un entorno globalizado y exigente, la premisa es aumentar los volúmenes de producción y mejorar la calidad de los frutos cosechados con el fin de poner a agricultores mexicanos a la vanguardia.

 

MéxicoDesarrollo SostenibleTecnología

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes