Insostenible que el "Quién es quién en la mentiras" use la metodología de Profeco

Ciudad de México  

lopezobrador.org.mx

Quién es quién en las mentiras de la semana presenta una falta de sustento y existen errores metodológicos

 

Durante la conferencia de prensa del 23 de junio de 2021, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador anunció que una vez a la semana se le daría un espacio en la "mañanera" a un "quién es quién sobre las mentiras de la semana". Esta sección estaría orientada a combatir las "noticias falsas", según palabras del propio presidente, y sería presentada por funcionarios públicos. En este sentido, el mandatario comparó el ejercicio del programa "Quién es quién en los precios" llevado a cabo por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) con la nueva sección de la conferencia de prensa matutina. Corroborado, unidad de fact checking de NotiPress halló insostenible dicha afirmación, pues presenta una falta de sustento y existen errores metodológicos los cuales hacen imposible comparar ambos ejercicios.

"Yo les adelanto que vamos a tener un día, tampoco toda la conferencia, pero vamos a invitar a alguien del gobierno que nos explique sobre las mentiras de la semana. Así como quién es quién en los precios de los lunes, vamos a sacar aquí un quién es quién en las mentiras de la semana para combatir las falsas noticias", indicó el presidente en la conferencia.

Contextualizando, el mandatario mexicano aseguró en la conferencia del 23 de junio, "hace como dos días salió un mensaje de Twitter de que uno de mis hijos iba a comprar el estadio. No el estadio, el equipo Cruz Azul, imagínense eso". En este sentido, el domingo 20 de junio de 2021, el comentarista de deportes y conductor de Mexiquense TV, Luis Fernando Ortiz indicó que, según una fuente confiable cercana del equipo deportivo, el nuevo dueño de Cruz Azul sería uno de los hijos del mandatario mexicano.

Aunque este tweet fue eliminado por su autor, circulan por la misma red social e Internet la captura de pantalla de dicha declaración. Ante esta polémica que causó revuelo en redes sociales, el Deportivo Cruz Azul publicó el 22 de junio un comunicado oficial compartido en sus redes explicando que el equipo no está ni estará a la venta. De esta manera y mediante esta polémica, López Obrador justificó su nueva sección de la "mañanera", "sí vamos a tener esta sección una vez por semana, nada más estoy viendo quién nos ayuda. Porque tienen que hacer en análisis de todo y aquí presentar qué no es cierto, o sea, cuáles son las noticias falsas", concluyó el tema.

Partiendo de la comparación entre el "Quién es quién en las mentiras de la semana", y el "Quién es quién en los precios" (QQP) de Profeco hecha por el presidente, se puede concluir que es una comparación insostenible. El QQP recaba y difunde información de productos de consumo regular en el hogar, por ejemplo, alimentos, bebidas, productos de aseo personal, medicinas, entre otros. Este ejercicio tiene el objetivo de ofrecer a los consumidores información en función de que estos tomen decisiones de compra a través de la comparación de precios. En su página web, el portal indica, "la Profeco pone a tu disposición la base de datos histórica del programa Quién es Quién en los Precios (QQP), la cual consta de más de 250 millones de precios de productos disponibles desde el año 1999".

Dichos precios se recaban mediante una visita a una muestra de los principales establecimientos de cada una de las ciudades que forman parte del programa durante los cinco días hábiles de la semana. Así, los precios mostrados contienen la fecha en que fueron tomados, aunque están sujetos a cambios pues los establecimientos pueden variar sus precios más de una vez por día.

En cambio, hasta el 28 de julio de 2021, el "Quién es quién en las mentiras de la semana" no tiene una metodología clara y expresa. En la conferencia de prensa del 30 de junio, el presidente mexicano nombró a Ana Elizabeth García Vilchis como encargada de la nueva sección, quién la describió como "una plaza pública en la que se discutirá libremente sobre la información que los medios de comunicación publican diario". Durante esta primera emisión del 30 de junio, García Vilchis explicó brevemente los criterios para la selección de las noticias a presentar.

"Los criterios para presentar este día las noticias que a continuación veremos son las publicaciones que más rápido se movieron a través de redes sociales y mensajería instantánea, y las más graves en cuanto a su contenido falso o engañoso". Asimismo, en la segunda emisión, presentada el 7 de julio de 2021, la funcionaria indicó, "tomamos la recomendación del relator de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de retomar un curso para la verificación de datos de noticias falsas y engañosas". La verificación de datos se trata de una metodología estructurada y sistematizada, la cual requiere de pasos, herramientas y criterios específicos de análisis de información. No obstante, este ejercicio hecho bajo encargo del Ejecutivo rompe con por lo menos dos de los cinco principiosdel código de principios de la Red Nacional de Verificación de Datos (IFCN, por sus siglas en inglés).

El primer principio no cumplido es el número 1, el cual compromete a los verificadores de datos a la imparcialidad y equidad. Las organizaciones signatarias verifican las afirmaciones utilizando el mismo estándar para cada corroboración. No concentran su verificación de hechos en ningún lado, siguen el mismo proceso para cada verificación de hechos y dejan que la evidencia dicte las conclusiones. Es decir, quienes decidan hacer fact checking no defienden ni adoptan posiciones políticas sobre las cuestiones que verifican. El 7 de julio de 2021, García Vilchis se centró en señalar el monitoreo electoral hecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la difusión del monitoreo realizada en la página web del Instituto Nacional Electoral (INE), a medios de comunicación y periodistas que hicieron menciones negativas del partido Morena en Ciudad de México, misma que perdió las elecciones del 6 de junio.

Asimismo, el principio número 4 establece el compromiso de los verificadores de datos de analizarla metodología que utilizan para seleccionar, investigar, escribir, editar, publicar y corregir sus comprobaciones de hechos. Asimismo, animar a los lectores a enviar afirmaciones para verificación de hechos y son transparentes sobre por qué y cómo verifican los hechos. Como primer criterio para cumplir este principio es necesario que el solicitante publique en su sitio web una declaración sobre la metodología que utiliza para seleccionar, investigar, redactar y publicar sus verificaciones de hechos. En el caso del "Quién es quién en las mentiras de la semana", no existe ningún tipo de página web oficial donde expliquen su metodología ni hay posibilidad de que los espectadores propongan una corroboración.

Por otro lado, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) tildó a esta nueva sección de la "mañanera" como una campaña de estigmatización a los medios desde Presidencia. En este sentido, la SIP pidió en un boletín publicado el 2 de julio de 2020, "el cese inmediato de este tipo de agresiones". El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Carlos Jornet, agregó, "en el caso de México, uno de los países de mayor riesgo para el ejercicio del periodismo, resulta doblemente peligroso el discurso directo de la Presidencia con insultos contra periodistas y medios, un tipo de agresiones que, como lo indica la experiencia, suelen degenerar en hechos de violencia".

La comparación entre el "Quién es quién en los precios", y el "Quién es quién en las mentiras de la semana" es insostenible. Esto debido a que no existe una metodología clara y expresa para el supuesto combate a las "fake news" por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

 

CorroboradoActualidadAMLO

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes

 

Comunicados de empresas

PRNewswire