El futuro de la producción de diamantes se encuentra en capturar CO2

Ciudad de México  

Pexels

Capturar CO2 en el planeta podría ser el futuro en la producción de diamantes

 

En una terraza de una planta de incineración de residuos de generación de energía cerca de Zúrich, Suiza, una fila de grandes máquinas extrae el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera. Parte de ese CO2 va a una instalación de producción en Chicago, donde algunas startups lo están convirtiendo en algo nuevo: los primeros diamantes de CO2 del mundo.

Con una opción de esa índole, la extracción de diamantes en bruto de las minas de todo el mundo podría transformar la industria. Sacar un solo quilate de diamante del suelo exige que los trabajadores muevan cerca de 30 metros cuadrados de la tierra. Dando como resultado en casi 2 toneladas 721 kilos de material de desecho y hasta una tonelada de dióxido de carbono liberado.

Las minas a cielo abierto, como la mina de Mir en el este de Siberia, se pueden ver desde la Estación Espacial Internacional; no obstante, la minería tradicional de diamantes está plagada de problemas. Desde la explotación de los trabajadores, hasta la deforestación y la contaminación del agua. En este sentido, los diamantes cultivados en laboratorio fungen como una alternativa más ética.

Diversas startups como Aether están incorporando los brillantes en una nueva línea de joyería fina para atraer a los consumidores basándose en el diseño y no solo en un mensaje ambiental. En Estados Unidos, la huella de carbono promedio es de 16 toneladas, un diamante Aether de dos quilates puede compensar cerca de dos años y medio de las emisiones de un estadounidense.

Otras empresas como Climeworks son pioneras en la nueva tecnología de captura de carbono, los diamantes también ofrecen un mercado financieramente atractivo. La captura directa del aire sigue siendo una forma clara de capturar carbono, especialmente en comparación a plantar árboles.

Ryan Sherman, CEO de Aether expresa que los laboratorios de brillantes cultivan más de 100 toneladas de mineral al año y son idénticos a nivel atómico. "Tienen exactamente las mismas propiedades químicas, mecánicas y ópticas; no hay ser humano que pueda notar la diferencia, solo un análisis químico podría encontrar las diferencias", subrayó.

Según los informes de la empresa Aether, cada uno de los reactores de captura de aire puede absorber hasta 50 toneladas métricas de dióxido de carbono por año. Con ello, se realiza un proceso de alquimia moderada y una fabricación patentada por la misma compañía donde convierte el CO2 en diamantes de calidad gema. La compañía también es cuidadosa en el lugar donde obtiene el resto de sus materiales, desde el metal usado para colocar los brillantes, hasta el empaque donde se envían.

A futuro, la compañía Aether esperan hacer toda la operación de producción de diamantes libre de carbono para 2023. El equipo planea integrar verticalmente sus diversas etapas de producción, además esperan comenzar a emplear energía eólica e integrar en el proceso una opción más sostenible para el planeta.

 

NegociosMedio ambientecontaminación

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad