Digitalización de operaciones y servicios es el futuro de la banca en México

Ciudad de México  

Domenico Loia en Unsplash

Bancos ya optaron por la digitalización y ofrecen robustas aplicaciones de banca digital

 

Según datos de la Encuesta telefónica 2020: medios de pago durante la pandemia, realizada por el Banco de México, las transferencias a través del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) aumentaron del 0.5 a 4% de la población objetivo. A un paso más lento, el uso del sistema de pago digital CoDi alcanzó 1% de las transacciones luego de ser lanzado en 2019. Hasta hace unos años, en México era muy común invertir mucho tiempo en una sucursal bancaria para poder realizar trámites con esas instituciones, desde abrir una cuenta de ahorro, hasta solicitar una tarjeta de crédito. En la actualidad, los bancos están digitalizando sus servicios, volviendo obsoleta la opción de formarse por horas y esperar turnos para ventanilla o para ser atendidos por un asesor. Ahora, es tan fácil como ir a los cajeros automáticos y desde ahí hacer depósitos, transferencias y pagos de tarjetas.

Algunos bancos ya optaron por la digitalización y ofrecen robustas aplicaciones de banca digital, con las cuales ya no es necesario acudir ni a sucursales ni a los cajeros. Desde la computadora o el celular se realizan operaciones como depósitos o pagos de tarjetas, además de pago de servicios. Pero lo que ata a los usuarios es la necesidad de abrir una cuenta con alguna institución que preste esos servicios y, por ende, cobre comisiones.

Para Valente Piña, gerente de la región norte de la empresa STP, participante del SPEI, los servicios financieros están viviendo una revolución digital que la pandemia por Covid-19 vino a acelerar. El experto ejemplifica, existen aplicaciones que ya funcionan en diferentes países de Europa, y pueden crear una forma de pago a tres meses sin intereses, sin la necesidad de tener una tarjeta de crédito. Este tipo de aplicaciones tienen una amplia red de comercios afiliados en los cuales se puede pagar, pero si existe un comercio no afiliado, el usuario puede crear una tarjeta virtual. Con esta tarjeta, el usuario podrá hacer el pago y diferirlo al periodo de meses sin intereses.

Piña vislumbra esto como una clara muestra de los servicios financieros digitalizados que están por venir al país y serán disruptivos. La clave está en poder crear una cuenta con la cual el usuario pueda hacer una serie de operaciones bancarias, sin la necesidad de tener productos o contratos bancarios tradicionales. Según el gerente de STP, todo está en cómo se hace esa transaccionalidad, las operaciones son totalmente seguras para usuarios y comercios. "El futuro financiero ya no es una cuestión sólo de tiempo, vemos este tipo de aplicaciones revolucionarias que se usan en este mismo momento, pero en otro país, el futuro del entorno financiero mexicano dependerá de qué tan dispuestos estemos a adoptar lo nuevo" afirma Piña en un comunicado para NotiPress.

Sobre la banca del futuro a nivel mundial, un tema que aún es muy debatible es el uso de efectivo, aunque las operaciones digitales vieron un repunte debido al confinamiento y al aumento de compras en línea, el uso de efectivo siguió su curso casi normal. Las ventajas que presentan las transacciones en Internet es no tener contacto, ni con personas, ni con terminales punto de venta, lo cual se traduce en mayor seguridad para todos.

 

EconomíaTransformación digitalIndustria financiera

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes

 

Comunicados de empresas

PRNewswire