CIUDAD DE MÉXICO, 18 de septiembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de septiembre de 2020 /PRNewswire/ --En el marco del Encuentro con Especialistas Aspirina Protect Virtual Summit 2020, expertos destacaron el impacto que han tenido las enfermedades cardiovasculares en el país al ser la primera causa de muerte y un grave problema de salud pública; y señalaron la necesidad imperativa de la creación de estrategias para su prevención y tratamiento adecuado, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas.

El Dr. Javier Antezana, jefe de la Unidad de Cuidados Coronarios del Centro Médico Nacional Siglo XXI, del IMSS, señaló que México presenta una alta prevalencia de los principales factores de riesgo, tales como diabetes, sobrepeso, obesidad, hipertensión arterial sistémica, tabaquismo, dislipidemia y sedentarismo.

El 70% de la población mexicana en edad productiva, que se encuentra entre los 45 y 65 años, tiene al menos uno de dichos factores y por lo tanto se encuentra en riesgo de presentar algún evento cardiovascular. Además, señaló que la proyección de las enfermedades cardiovasculares no es positiva para la población mexicana. Se estima que para el año 2030, morirán cerca de 23.6 millones de personas y se pronostica que seguirá siendo la principal causa de muerte en países como el nuestro, en vías de desarrollo en los cuales ocurren el 75% de estas muertes.

Con respecto a este tema, el Dr. Alexis Gómez, cardiólogo y jefe de la Unidad de Hemodinamia y Cardiología Intervencionista del Hospital Tacuba del ISSSTE, señaló el impacto de estas enfermedades en las personas, que, en su mayoría en edades productivas, no solo afectan a su salud, sino que tienen un efecto a la economía familiar y del país.

Durante el evento también se destacó la relevancia del tratamiento con ácido acetilsalicílico de baja dosis de Bayer, al mencionar que desde hace 38 años se le ha reconocido como una terapia relevante en la prevención de eventos cardiovasculares. "La trascendencia y eficacia delácido acetilsalicílico de baja dosis en pacientes con riesgo cardiovascular elevado y con enfermedades cardiovasculares establecidas, le ha permitido ser considerada como una piedra angular en su tratamiento, agregó el Dr. Gómez.

Cabe destacar que, en pacientes con riesgo elevado, el ácido acetilsalicílico de baja dosis, reduce en un 23% el riesgo de un primer infarto agudo de miocardio (IAM) y en un 31% de un segundo IAM, además reduce el riesgo de un evento vascular cerebral isquémico recurrente en un 22%.[1]

A lo largo de los años, la adherencia al tratamiento se ha posicionado como un problema de salud pública. Es necesario hacer hincapié en las intervenciones enfocadas en eliminar las barreras de adherencia terapéutica para transformarlas en un componente central de los esfuerzos entre todos los actores involucrados con la finalidad de mejorar la salud de la población mexicana y prevenir eventos cardiovasculares, coincidieron los especialistas médicos.

[1] Antithrombotic Trialists Collaboration (ATTC). Lancet 2009;373:1849-60.

FUENTE Bayer