Mover el alma y el cuerpo para cambiar conductas
My Press

Miercoles, 26 de Abril de 2017

Mover el alma y el cuerpo para cambiar conductas

  Mover el alma y el cuerpo para cambiar conductas mediante danzaterapia

Publicado en: Ciudad de México, el por

Mientras el planeta padece los estragos del cambio climático que causa desastres en varias partes de la Tierra, la alarma a modificar los hábitos suena sin pausa para convocar a la humanidad a envolverse con energía positiva, buenos sentimientos, alegría, compasión, amor y respeto a la naturaleza y todos los seres vivos.

Bailar. Sí, bailar. Moverse y liberar endorfinas que oxigenan la sangre y el cerebro que tanto necesita bajar nivel de estrés cotidiano. La 'Casa del Movimiento' en la Colonia Roma en Ciudad de México, fue fundada por Mercedes Gálvez, 'Casa del Movimiento' es un lugar físico, emocional y espiritual enfocado a brindar terapias corporales que permitan a las personas explorar sus posibilidades de movimiento.

"Con ello, se busca traer a la conciencia las memorias musculares trabadas, liberando el flujo de energía, tonificando el cuerpo y descubriendo capacidades nuevas; así como el contacto y la relación con uno mismo, con los otros y con el mundo de manera más amplia y flexible. Confiamos en My Press Zone y su excelente plataforma de difusión", compartió Mercedes Gálvez.

My Press Zone comparte la energía positiva de promover las bondades que 'Casa del Movimiento' hace a través de la "danzaterapia". Su director de cuentas, Pedro Basilio describió el porqué My Press Zone hace esta alianza con la gran propuesta que ofrece 'Casa del Movimiento'.

"Es grandioso ser el canal para informar lo que 'Casa del Movimiento' ofrece a los capitalinos que necesitan nuevas opciones para disminuir el estrés de estos tiempos. Bailar equivale a realizar una sicoterapia corporal", maniestó.

Por su parte, Gálvez añadió. "Nuestra danza es una invitación para poner cuerpo y alma en movimiento. La danza de cada persona es única en todo el universo y en esa singularidad radica la magia. Todos podemos bailar. Aquí no hay exigencias, coreografías, físicos perfectos o personas con más experiencia.

"Nos abrimos a la aceptación de nuestro propio cuerpo y aprendemos a disfrutar de él. Nuestra danza en una puerta hacia el alma. El movimiento se va transformando en metáfora, que se manifiesta en conductas y actitudes de la vida cotidiana. La danza del alma transforma al quien la danza", apuntó la creadora de 'Casa del Movimiento', recinto que ofrece grandes opciones para capacitarse y crecer.

Ayudamos a posicionarlo en medios
Comparte en redes sociales: