Historia de la industria fintech mexicana
My Press

Martes, 19 de Septiembre de 2017

Historia de la industria fintech mexicana

  Conoce la trayectoria de los pioneros en México

Publicado en: Ciudad de México, el por

En todo el mundo, las tecnologías financieras (fintech) han tomado gran fuerza en el mercado, y México no es la excepción. A pesar de haber incursionado en este sector más tarde que otros países, el país tiene ya una importante trayectoria, pues múltiples startups han surgido y escalado rápidamente a la notoriedad; y han puesto al país como una de las principales potencias fintech en América Latina.

La historia de las tecnologías financieras en México (y del concepto formal en general) se remota a la implementación de cajeros electrónicos y tecnologías similares para la facilitación del trabajo bancario; tendencias que tienen más de 50 años de antigüedad. Sin embargo, el origen de las tecnologías financieras se puede rastrear a la aparición de PayPal, propiedad de Elon Musk y que se conformó bajo ese nombre en marzo del año 2000.

PayPal México fue fundado durante la segunda mitad de esta misma década, y se convirtió en la primera filial de la compañía internacional en Latinoamérica. Así, la empresa del emprendedor sudafricano se convirtió en la “abuela de las fintech”, no solo en el mundo sino también en México.

Dos de las primeras pioneras de la industria hechas por mexicanos fueron Kubo.financiero, creada por Vicente Fenoll, y Conekta, de Héctor Cárdenas. Fundadas en 2011 para atender el mercado de la financiación peer-to-peer y de los medios de pago alternativos respectivamente, se convirtieron en las primeras grandes innovadoras de tecnologías financieras en el país.

Las pioneras fintech mexicanas provocaron que el país, en solo unos años, tuviera la industria más numerosa de la región

Al año siguiente se le unieron Adolfo Babatz y Vilash Poovala, que crearon la empresa de pago con tarjeta a través de dispositivos móviles Clip. En 2013 surgen Konfío, startup de financiación digital inmediata, de manos de David Arana; y la empresa de micropréstamos digitales Kueski, de Adalberto Flores y Leonardo de la Cerda. Y para 2014 se unió la última gran pionera del fintech mexicano, la casa de comercio para criptomonedas creada por Pablo Gómez y Daniel Vogel: Bitso

Tras la aparición de estas pioneras, muchas más compañías han surgido en el territoorio nacional para atender el mercado de las tecnologías financieras. Tan sólo para finales del 2016, la compañía global Finnovista había calculado aproximadamente 158 startups dedicadas a este mercado. Esta repentina explosión del sector hizo necesario que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público comenzara a trabajar en una legislación puntual que reglamentara esta industria en particular: la Ley Fintech.

En el marco de la redacción de este documento, algunas compañías clave han decidido formar un frente común para hacer escuchar sus opiniones antes las instituciones gubernamentales; entre las que se destaca la Asociación de Agregadores de Medios de Pago, fundada hace apenas unos meses.

Actualmente, los negocios relacionados con las tecnologías financieras esperan que el primer borrador de esta reglamentación se envíe al Congreso de la Unión en septiembre de este año. Una vez que se apruebe el documento, México alcanzará un nuevo hito en la historia de sus fintech; pues se uniría a la reducida fracción de países que poseen una reglamentación clara sobre el mercado en todo el mundo.

 

 

NOTICIAS BREVES

Cabify inconforme por revocación de licencia en Puebla

PGR investiga a Emilio Lozoya por Odebrecht

Miles protestan contra feminicidios en México

Airbags defectuosos afectan miles de autos

¿Te gustó el contenido?