Videojuegos y política
My Press

Jueves, 17 de Agosto de 2017

Videojuegos y política

  Cuando el arte crea polémica

Publicado en: Los Ángeles, California, el por

La Electronic Entertainment Expo (E3) es el escaparate principal para toda la industria de los videojuegos. Tradicionalmente, empresas como Nintendo, Microsoft y Sony han dominado el piso de exhibiciones con grandes demostraciones de juegos realizados con enormes presupuestos. Este 2017, pequeños equipos de desarrollo se han aventurado a mostrar sus juegos.

Son estos desarrolladores indie quienes, sin las presiones de inversionistas o mercados, pueden tomarse libertades creativas y tocar temas sociales y políticos que las grandes corporaciones consideran como tabú. Juegos con temáticas raciales, migratorias e históricas llenaron el piso de IndieCade, la zona independiente de E3, con la única finalidad de contar una historia y llevar un mensaje al mundo.

The Cat in the Coup es un juego en donde se cuenta la historia del Dr. Mohammed Mossadegh, primer ministro de Irán elegido por voto popular y derrocado con la ayuda de la CIA en 1953, que busca llevar un mensaje sobre democracia al público gamer.

Las temáticas serias, quizá aburridas comparadas con los mundos de otras producciones, resultan aptas para un juego interactivo

En la cobertura del evento se recogieron las declaraciones del desarrollador del título. “Los juegos le brindan al público un sentido de responsabilidad, de pertenencia. En este caso, al terminar la historia, se convierte en parte del jugador” comenta Peter Brinson, profesor de la Universidad del Sur de California y creador del juego. “La gente quiere probar nuevas cosas. Todo el mundo juega, en la vida, en el amor, en los videojuegos. Poder jugar con la información, con la historia, con la política, es natural”.

Estas historias polémicas que incluyen tintes políticos se han centrado en temas sociales de todo el mundo. Borders, un juego hecho por un equipo de dos personas en Texas, habla sobre la problemática de la migración mexicana en los Estados Unidos. “En el juego tienes que cruzar la frontera luchando contra la migra y deshidratación, pero cada vez que mueres, dejas un esqueleto. Hoy tenemos siete mil esqueletos de gente que lo ha jugado” comenta Gonzalo Alvarez, creador y diseñador.

Las temáticas más serias, que podrían parecer aburridas comparadas con los grandes mundos surreales de las grandes producciones, resultan aptas para un juego interactivo. Gracias a estos medios, el mensaje llega fácilmente a su público. “Los videojuegos son poderosos. A diferencia de las películas, en un videojuego tienes que prestar atención, y eso hace que recibas el mensajecuenta Alvarez.

En IndieCade, estos desarrolladores han encontrado un lugar bajo los reflectores donde sus ideas y mensajes pueden ser escuchados. Es gracias a estos espacios que la política y los videojuegos se fusionan para hacer de la industria algo más serio, con mayor impacto social pero sin dejar de lado la diversión.

 

 

NOTICIAS BREVES

NASA muestra imágenes de Júpiter

YouTube introduce nueva métrica

HBO publica episodio por error

Nokia regresa a México con nuevo smartphone

¿Te gustó el contenido?