Mitos y realidades sobre nadar con delfines
My Press

Viernes, 18 de Agosto de 2017

Mitos y realidades sobre nadar con delfines

  La mayoría de los parques que trabajan con delfines los mantienen prácticamente en su hábitat natural

Publicado en: Ciudad de México, el por

Nadar con delfines es una experiencia magnífica. Quien lo ha hecho, ya sintió la energía de la compañía de estos animales que emanan ternura, alegría, tranquilidad y que sirven como terapia para incluso, curar enfermedades y ayuda a los niños a tener mejor desenvolvimiento social para convivir mejor con los amigos y compañeros de clase.

¿Sabías que la estructura esquelética de la aleta pectoral de un delfín se parece a los huesos de una mano humana con los cinco dedos? Es por ello que convivir con estos seres resulta ser toda una experiencia.

A raíz de varios centros acuáticos donde los delfines participan de las actividades, han surgido infinidad de mitos que generalizan el maltrato, y no es más que desinformación y propagación de ésta al punto de crear mitos que requieren ser esclarecidos. Para comenzar, se dice que, para entrenar a estos ejemplares, se les priva del alimento.

La edad promedio que alcanza un delfín en vida silvestre, es de unos 25 a 35 años; aunque en Dolphin Discovery tenemos delfines de más de 45 años en excelente estado de salud

Esto es falso, porque ellos consumen gran cantidad de pescado diario dentro de una dieta saludable y nutritiva desarrollada por expertos veterinarios en el régimen específico de los delfinarios, y no se permite que el público los sobrealimente o les dé comida no apta para ellos. Los entrenadores, les brindan el alimento necesario, además de juguetes y caricias constantemente, por el amor hacia estos mamíferos.

También se dice que estos cetáceos si habitan en centros acuáticos, mueren a temprana edad. “La edad promedio que alcanza un delfín en vida silvestre, es de unos 25 a 35 años; aunque en Dolphin Discovery tenemos delfines de más de 45 años en excelente estado de salud”, indicó Cecilia Aguilar, asistente de relaciones públicas del parque acuático, ante este “mito".

Y es que este tipo de mamífero está acostumbrado a interactuar con humanos y le gusta mostrar todas las lecciones y trucos aprendidos, según expertos, no es cierto que se vuelvan agresivos cuando viven en cautiverio; su conducta es muy similar a la de aquellos que habitan en vida silvestre.

En materia de captura, desde 2004, la importación y exportación de mamíferos marinos se prohibió en México y de esta manera se detuvo este acto que iba en contra de los delfines y su hábitat. Aunque los delfinarios certificados, llevan procesos de reproducción como futuro sostenible para los animales.

¿Mitos? Existen muchos que no se acercan a la realidad. Como es el caso de la “liberación” de delfines que regresan a la naturaleza. Aunque parece un gesto heroico para abrirle el paso a dicho cetáceo, es un crimen. ¿Por qué? Debido a que no sabrían cómo sobrevivir porque su modo de vida ha sido distinto. A cambio, permanecen bajo cuidados especiales en los delfinarios con supervisión y rodeados del cariño del público que aplaude cada una de sus gracias.


 

 

NOTICIAS BREVES

Robots sacerdotes en Japón

Motorola patenta función innovadora

Microsoft Office también tiene su campeonato

Microsoft apoya a personas con problemas de visión

¿Te gustó el contenido?