La Inflación en créditos hipotecarios
My Press

Domingo, 20 de Agosto de 2017

La Inflación en créditos hipotecarios

  Adquisición de créditos hipotecarios y la inflación

Publicado en: Ciudad de México, el por

Los créditos hipotecarios son en definición del Banco de México (Banxico), préstamos de dinero otorgados para la adquisición de bienes inmuebles, los cuales se dejan en garantía a favor de la institución que otorgó el préstamo, en caso de que no sea cubierto el crédito; tienen plazos entre 10 y 30 años, y se pagan de manera mensual cubriendo una parte del dinero prestado así como los intereses correspondientes. Los créditos pueden tener tasas de interés fija o variable.

Ahora bien, un préstamo puede tener distintos tipos de tasas de interés, la tasa fija que se conoce de antemano y de la que es seguro que se mantendrá constante a lo largo del tiempo que dure el crédito, lo que hace que los pagos no se incrementen durante el plazo del mismo y se mantengan fijos; la tasa de interés variable que puede estar supeditada a que si las tasas de interés suben, por ende suba la tasa de interés del crédito, con lo que los pagos periódicos también subirán y una combinación de ambas, al inicio puede ser una tasa fija y después convertirse en variable.

Para saber cuál es la mejor opción, el Banco de México indica que dependerá de las necesidades de financiamiento, del monto del crédito, del plazo del mismo y de los ingresos presentes y futuros del solicitante del crédito, sin embargo, en instrumentos financieros es importante considerar la inflación del país, que se refiere al aumento generalizado y sostenido de los precios de bienes y servicios, pero pese a lo que se crea, la inflación puede ser una aliada cuando se ha contraído un crédito hipotecario y ¿qué relación existe entre el crédito y la inflación?

Los efectos de la inflación en un crédito pueden ser positivos cuando se trata de una tasa de interés fija con pagos fijos porque la proporción del saldo destinada al pago de la hipoteca disminuirá con el tiempo, es decir, la inflación actuará como atenuante de la deuda ya que la tasa de interés real que manejarán las personas que hayan contraído una deuda hipotecaria, disminuirá con la inflación y de acuerdo al Banxico, las condiciones inflacionarias en la economía mexicana han sido favorables aunque podrían incrementarse de manera temporal durante los últimos meses de este año.

Como expertos en el tema en Propiedades.com se recomienda no especular negativamente con la inflación, cuando se piensa en términos de créditos hipotecarios, porque podría favorecer al menos, las tasas de interés fijas, bajo la única condición de que el salario de las personas que tienen la deuda incremente también, aunque dicho incremento no sea proporcional al de los precios.

 

 

NOTICIAS BREVES

Eclipse total de sol y la reacción de la naturaleza

Pagos móviles desde Whatsapp

Robots sacerdotes en Japón

Motorola patenta función innovadora

¿Te gustó el contenido?