Danzaterapia ¿también para hombres?
My Press

Lunes, 24 de Abril de 2017

Danzaterapia ¿también para hombres?

  La Danzaterapia es para todo público.

Publicado en: Ciudad de México, el por

Un salón grande, con el piso recubierto de “tatamis”, es decir, de cuadros de material espuma, de esos que permiten la absorción de impactos originados por caídas y donde uno camina descalzo, una pared de espejos enfrente y otra de ventanas atrás; ropa cómoda y los participantes que fueron arribando uno a uno, son el marco para iniciar la Danzaterapia. La maestra de la clase pide que los participantes se distribuyan en el salón, los invita a recostarse e inicia una música ambiental ligera, estás listo para iniciar.

Ahí recostado, te haces un escaneo y tu cuerpo empieza el trabajo con micromovimientos que incluso son apenas perceptibles para ti, pero hechos a voluntad, desde la parte más pequeña, hasta la más grande del cuerpo, todos tus músculos contraídos y rígidos por el impacto del día, ahora se van soltando, escuchas una voz que te va guiando y que te dice que en la Danzaterapia no existen movimientos buenos ni malos, bonitos ni feos, porque sólo son movimientos, eso te anima y te da seguridad para moverte con mayor soltura.

En voz de la profesora Laura Aguirre, la Danzaterapia es para todo público, consiste en una técnica muy noble que busca la integración de la mente, el cuerpo y la emoción, además es inclusiva, todos son bienvenidos porque todos podemos danzar, no hay pasos preestablecidos, cada quién encuentra su propio movimiento y con ello su verdad interna, ¿cómo me quiero mover hoy, a partir de quién soy en este momento, de lo que me está pasando este día? Hombres y mujeres tienen la oportunidad de integrarse como un todo, “no soy la emoción, no soy el cuerpo, no soy la mente, soy un todo”.

En Casa del Movimiento saben que para esta integración, es importante que existan más hombres compartiendo el microcosmos de la Danzaterapia, ya que sus descubrimientos y sanaciones los podrán llevar a sus oficinas, a sus casas y con sus familias, aproximadamente el 30% de los participantes son hombres y es un porcentaje bajo debido a los estereotipos de que sólo las chicas danzan, Casa del Movimiento los invita a abrir una nueva puerta para conocerse a través de las expresiones corporales y verse reflejados en el movimiento, con una experiencia para toda la vida.

Para Francisco Fernández, participante de la clase, la Danzaterapia es una forma de hacer ejercicio, de estar con él mismo en un espacio donde se piensa menos y se puede dejar de hablar para sentir el cuerpo, ya que en la actualidad requerimos de gente completa, porque algo que nos sucede es que estamos como “cortados” eligiendo sólo algunas cosas que nos dijeron que podíamos hacer y renunciando a otras, quedándonos sólo con partes de nosotros mismos, pero la curiosidad por explorar las partes que no nos son tan conocidas nos amplían y nos dan posibilidades nuevas.

Ayudamos a posicionarlo en medios
Comparte en redes sociales: