Campamento de verano en Canadá para tus hijos
My Press

Sábado, 23 de Septiembre de 2017

Campamento de verano en Canadá para tus hijos

  Los niños aprenden inglés de manera natural y divertida

Publicado en: Ciudad de México, el por

Enero y febrero son meses idóneos para comenzar a planificar las vacaciones de mitad de año para los niños, y qué mejor que darles la oportunidad de aprender inglés en otro país mientras se divierten en un campamento de verano. Canadá es por excelencia el destino más solicitado debido a las numerosas propuestas donde el aprendizaje y la diversión van de la mano.

Por lo general, los padres de familia viven pequeñas "crisis" cuando los pequeños salen a vacaciones en junio, ya que son dos meses de inactividad en donde niños y niñas están todo el tiempo en la casa. Comúnmente se busca inscribirlos a cursos de danza, pintura o deportes, aunque el tiempo para movilizarlos entre una actividad y otra, no es compatible con los horarios laborales de los jefes del hogar.

Debido a la energía que los "peques" tienen, un campamento de verano en otro país, hará que mientras ellos disfrutan las vacaciones, aprenderán y socializarán con otros niños de otras nacionalidades y culturas, aunado a que aprenderán idiomas y esto los formará para la vida.

Todo niño que vive esta experiencia de un campamento de verano aprenderá a estar en sintonía con la naturaleza, cooperación e integración con la sociedad

Según Verónica Madore, directora general de Education Partners International (EPI), "los campamentos de verano en Canadá son una oportunidad maravillosa para que los niños aprendan inglés mientras viven importantes valores humanos para su cotidianidad y para desarrollar sus habilidades sociales", señaló.

Asimismo, cada pequeño regresará a su país con otra perspectiva de la vida, ya que madurará tras una mejora en la capacidad para comunicarse con su familia, amigos y compañeros del colegio; junto al respeto hacia éstos. El trabajo en equipo es otra cualidad que un campamento de verano da a un niño, ya que, desde las tareas más simples, requerirá de otros para culminar con éxito cada actividad.

Aprender otro idioma nunca fue más humano, natural y divertido. Todo niño que vive esta experiencia de un campamento de verano, vivirá en sintonía con la naturaleza, cooperación e integración con la sociedad, sabrá expresar mejor sus problemas con sus padres y podrá transmitir sus sentimientos de una forma más fluida. Así como también tendrá un desarrollo espiritual y personal.

 

 

NOTICIAS BREVES

Comienza el protocolo de revisión tras sismo

Roban donaciones destinadas para Morelos

Argentinos en el sismo de la CDMX

Google activa 'mapa de crisis'

¿Te gustó el contenido?